En Guantánamo, Valbo apuesta por más

Compartir...

Guantánamo.En los principales centros educacionales, de la salud o de otros sectores, nacidos al calor del programa de la Batalla de Ideas, así como en la mayoría de las más de mil entidades de la economía y los servicios construidas o restauradas en la más oriental provincia cubana, y en otras muchas del país, como parte de proyectos de desarrollo local, están, en su carpintería metálica, las huellas de una empresa a las que todos en Guantánamo llaman Valbo.

Fruto de  las líneas de pailería y soldadura y la de fabricación de carpintería metálica, aparecen las persianas y puertas, las muy demandas mallas peerles y los kioscos para fiestas populares, producciones que en la actualidad son las que más se visualizan y comercializan de la guantanamera empresa de fundición de válvulas y bombas industriales (Valbo)  Mayor General Carlos Roloff.

Entidad que tiene como su principal objeto social el suministro de válvulas y bombas industriales, equipos, partes, piezas y accesorios para diferentes maquinarias y la fabricación de  herramientas de mano (limas, picos, palas) para su uso en la agricultura.

Valbo tiene además un roll determinante en brindar  con calidad el mantenimiento a varios programas agrícolas e industriales, y en el desarrollo de la rama sideromecánica del país.

Cuenta en la actualidad con unos 300 trabajadores que, independientemente de viejas tecnologías y maquinarias, se empeñan en el sobrecumplimiento de sus principales indicadores económicos y de eficiencia, lográndose utilidades, la elevación de la productividad laboral por encima del 10 por ciento y un salario medio promedio que oscila entre los 660 y 810 pesos.

Josefa López Cotilla, Directora de la empresa Valbo al hablar de las prioridades y retos de la empresa para este año y etapas venideras ponen énfasis “en la terminación del estudio de factibilidad del proceso de fabricación de limas para ser llevadas a los estándares internacionales, prioridad que ya muestra favorables resultados en el mercado”.

“Importante para nuestra entidad – continúa la directivo- es rescatar el cliente CUPET que utiliza válvulas y bombas, para este logro existe toda una estrategia proyectada”.

“Se trabaja además en un cambio de mentalidad en administrativos y obreros para lograr una cultura industrial a la altura de la disponibilidad de la empresa y lo que ella significa para el país y el desarrollo de la provincia. En este empeño tiene fundamental peso el programa de ahorro de portadores energéticos con la instalación de bancos de capacitadores para evitar el bajo factor de potencia, y se elabora un proyecto para el uso perspectivo de la energía renovable”, culmina diciendo Josefa. 

Surgida hace varias décadas, y a pesar de insuficiencias tecnológicas propias de su obsolescencia industrial, Valbo con el empeño de sus obreros apuesta por mejores resultados en el 2017, con este empeño estarán, como siempre, este Primero de Mayo, por la plaza de todos los guantanameros.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis + dieciocho =