En Guantánamo, proyecto comunitario para enfrentar sismos

Compartir...

Guantánamo.- Los frecuentes temblores de tierra ocurridos desde el 17 de enero en el oriente cubano, desde hace más de una semana menos perceptibles, alertan sobre la necesidad de ser más sensibles ante el riesgo de sismos que azota a esta región geográfica.

No es para alarmar a nadie, sino para comprender que siexiste preparación para lo que puede suceder, se evitan males mayores. Muchos guantanameros han visto en los barrios Sur Hospital, Caribe y San Justo, dela ciudad de Guantánamo, con gorras y pullovers de color rojo e identificativo de la Cruz Roja que los distingue, a un grupo de personas que llegan a las comunidades y dan charlas, comparten con la población, reparten propaganda gráfica, juegos didácticos…

Son poco menos de una veintena de facilitadores del Proyecto “Ciudades preparadas y alertas ante el riesgo sísmico en el oriente cubano”, que financia desde el pasado año la Oficina de Ayuda Humanitaria yProtección Civil de la Unión Europea, ECHO, con contribuciones de CARE France, y OXFAM Bélgica, y cuenta con la Consultoría Técnica de Hándicap Internacional, la organización mundial que atiende a discapacitados.

En Cuba es fácil materializar la iniciativa puesto que existe el Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas, CENAIS, socio local principal del Proyecto, está organizada la Defensa Civil, el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, CITMA, la Cruz Roja Nacional, los Centros Provinciales de Reducción de Riesgos, que apuestan todo a la preservación de la vida en situaciones extremas.

Funcionan además las Asociaciones de Limitados Físicos y Motores, la de Sordos e Hipoacúsicos y la de Ciegos y Débiles Visuales, todas subvencionadas por el Estado, y se suma a la implementación de la iniciativa, la Universidad de Oriente.

El Proyecto “Ciudades preparadas y alertas ante el riesgo sísmico en el oriente cubano”, es una acción orientada a fortalecer el sistema de alerta temprana sísmica en Cuba, enfocada en las urbes de Santiago de Cuba, Baracoa y Guantánamo, donde se justifica más su trabajo.

Sus ejes fundamentales se concentran en incrementar la capacidad de análisis y monitoreo ante riesgos sísmicos, fortalecer los conocimientos para la gestión de esos riesgos, la capacidad de respuesta ante un evento de ese tipo y el aumento de la percepción del peligro, así como la preparación de la población para enfrentarlo.

Los facilitadores de la Cruz Roja en el municipio cabecera provincial denominan a los Consejos Populares “Comités Locales”, y muy pronto llegarán a los barrios del Centro y Pastorita.

El Proyecto incluye a todos los ciudadanos, sin distinción, y llama a aplicar la fórmula que identifican con el “AVC”, o sea la preparación para tener una mayor percepción de las amenazas, a través de barrios debates, la ejercitación, etapa en la que se determinan las vulnerabilidades, en las casas, instituciones y dependencias ubicadas en los barrios, y por último la comprobación de conocimientos, con la que obtienen la medida de la capacidad de respuesta para enfrentar esos eventos extremos.

Lo más importante es que la población actúe en correspondencia con las orientaciones que reciba del CENAIS, la Defensa Civil y demás instituciones, se convenza de la necesidad de no desmovilizarse, de que hay que precaver y estar preparados y alertas.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 1 =