Embalse de Guantánamo con agua para sortear la etapa seca

Compartir...

Guantánamo.- El embalse Faustino Pérez, principal fuente de abasto a la ciudad, amaneció hoy a más del 98 por ciento de su capacidad, luego de transcurridos los primeros quince días del denominado período seco: (noviembre-abril).

Ese porcentaje casi duplica la media provincial, que alcanza  solo el 46,8 por ciento, al almacenar  las presas del territorio solo 162 millones de metros cúbicos (m3), de una capacidad conjunta de 347,4 millones.

No obstante, especialistas del Puesto de Mando de Recursos Hidráulicos (RH) aseguraron a la ACN que ese volumen ha sorprendido a los especialistas, puesto que en lo va de año han descendido láminas de lluvias promedio de 555 milímetros (mm), equivalentes a poco más de un tercio de las que históricamente se reportan para el período.

El acumulado de esta quincena tampoco es promisorio (19,5 mm de 163 plasmados en los registros), pero fortuitamente esa escasa humedad fue a parar a las cuencas de los ríos Bano y Guaso, tributarios de la represa  Jaibo (mayor embalse del territorio) y de “Faustino”, ahora con cobertura de agua para seis meses. 

Principal fuente de suministro de esta poblada urbe, ahora dispone de agua para 200 días, luego que la intensa sequía que hace durante más de año y medio azota a Guantánamo la llevó casi al llamado volumen muerto y la privó de casi el total de sus reservas durante agosto y parte  de septiembre. 

Se decidió entonces, explicó Alfredo Correa Álvarez, director provincial de RH, poner en funcionamiento otras fuentes y alternativas: los bombeos Bano, Montgomery y Camarones, hasta que la “Faustino Pérez” estuviera en condiciones de restablecer la entrega habitual de mil 200 litros hasta que termine la etapa seca. 

El directivo subrayó que ha mejoró también la situación atmosférica en el valle de Caujerí, donde la depresión del embalse Pozo Azul obligó a detener el suministro para el riego y la fábrica de conservas del lugar, con vistas a  cumplir el compromiso con la población.

Dijo que en ese emporio hortícola la obra hidráulica se beneficia del trasvase del río Sabanalamar y entrega lo requerido para la industria y para la siembra  de tomate y frijol que llevan a cabo las cooperativas y unidades básicas de producción cooperativas enclavadas en esa fértil zona.

Declaró que en ese plan agrícola visitado en dos ocasiones por el Líder Histórico de la Revolución Fidel Castro, se recuperó también la presa Los Asientos, la cual con siete millones de m3 almacenados, garantiza el funcionamiento de la mini hidroeléctrica de igual nombre, parada durante varios meses por la sequía


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 3 =