Elia, razones para la alegría

Compartir...

Guantanamera Elvira Carbonell Figueroa, fundadora de los Comités de Defensa de la RovoluciónGuantánamo.- Elvira Carbonell Figueroa es una mujer locuaz, conversar con ella es revivir cada una de sus anécdotas. Esta guantanamera, que ya peina canas, ha pasado prácticamente toda su vida vinculada a los Comités de Defensa de la Revolución (CDR).

“Era muy jovencita cuando nuestro Comandante en Jefe (Fidel Castro) tuvo la iniciativa de formar los CDR para defender a la Revolución y enseguida di el paso enfrente”.- comenta y agrega.-  “Aquellos primero años fueron de mucho entusiasmo y de combatividad también.”

Sin dejar de sonreír me cuenta:

“Empecé como activista, pero en estos 56 años he ocupado todos los cargos: presidenta, organizadora…y hoy atiendo el área de Economía y Servicio en mi cuadra donde todos nos llevamos bien, como una familia de verdad.”

Elvira vive en el Reparto Caribe, el edificio 15 de la calle 4 Oeste entre 18 y 19 Norte, una zona populosa donde la armonía entre los vecinos es vital para el buen desempeño de la organización en la base.

“Nuestra principal tarea es la vigilancia, organizamos la guardia por parejas, en dos turnos y hacemos ronda por el barrio cuidando su tranquilidad y el sueño de nuestros conciudadanos. Pero no es solo eso, cotizamos en tiempo, aportamos al programa de donaciones de sangre voluntaria, mantenemos nuestra zona limpia de hierba y basura para evitar criaderos de mosquito y evitar así focos de dengue, zika…y esta movilización para la limpieza y embellecimiento la hacemos varias veces al mes”

Jubilada del sector de Comercio, Elia Carbonell estuvo vinculada a la zafra azucarera como machetera por varios años y a la cosecha de café. Con orgullos atesora el hecho de haber mantenido la condición de Vanguaria Nacional por siete años consecutivos.

“Se trata de cumplir con el trabajo, la Revolución y con la familia, sí se puede!

Ahora tiene otro reto; trabajar en conjunto conjunto con el resto de los cederistas del barrio hacer de la zona, la #268, la mejor del Reparto Caribe y de Guantánamo.

“Cómo qué no, de que lo logramos, lo logramos, entusiasmo sobra y unidad…ni se diga!

Incansable e inmersa en los preparativos para la fiesta en espera de un nuevo aniversario de la más masiva de las organizaciones de Cuba se despide con una frase:

“Oiga, los Comités de Defensa de la Revolución nunca van a desaparecer, llegaron para quedarse, ¡eso que nadie lo dude!”


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 2 =