El merecido homenaje a los educadores

Compartir...

Guantánamo: El merecido homenaje a los educadoresGuantánamo.- Ofrendar conocimientos es como un arte divino, es como regar una semilla esperando que nazca un frondosos árbol, así es el magisterio; una profesión imprescindible para cualquier sociedad.

Es por ello que a propósito del Día del Educador, el 22 de diciembre, el agasajo es obligatorio, más si llega de manos de estudiantes y profesores que rinden tributo a la obra de toda la vida.

De esta forma, los educadores de la Unidad 1 del Instituto Preuniversitario de Ciencias Exactas (IPVC) de Guantánamo, José Marcelino Maceo Grajales, celebran la efemérides. El reconocimiento al mérito individual se torna colectivo, cuando se trabaja en pos de formar a la sociedad del mañana, la arcilla está en sus manos.

Cada maestro se convierte en artesano que firmeza da cuerpo a una obra, de ahí que el amor y la motivación deben latir en el corazón de cada educador para poco a poco dar vida y dicha grande a esa tierra.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − 2 =