El deber de luchar por la paz (+ Video)

Compartir...

Bandera de Cuba y Venezuela: el deber de luchar por la paz
Guantánamo.- Por estos días estudiantes, trabajadores, cubanos y cubanas en general, patentizamos con nuestras firmas la Declaración del Gobierno Revolucionario de solidaridad con el gobierno de Nicolás Maduro, para defender la Paz y evitar una intervención militar en la hermana República Bolivariana de Venezuela, que traería incalculables consecuencias en la “América Nuestra”.

Trabajadores guantanameros condenan agresión a Venezuela y expresan su solidaridad con ese país (+ Videos y Post)

Aunque la gigantesca propaganda mediática capitalista promueve el caos fuerzas progresistas del mundo se unen para advertir sobre el inminente peligro de una confrontación militar en la patria de Bolívar y Chávez.

Cuba encabeza hoy esta cruzada por la paz, en nombre de los hombres y mujeres del mundo que creen en la necesidad de respetar el derecho ajeno”, al decir del mexicano Benito Juárez.

Salvar a Venezuela es también salvar a Cuba, y a las fuerzas progresistas que creen en un mundo mejor, en momentos de reafirmación y unidad los jóvenes vuelven a estar llamados a encabezar esta lucha. La historia así lo demuestra.

Ya en marzo de 1965, el Comandante Ernesto Che Guevara, en una extensa y profunda carta a Carlos Quijano, texto que luego se publicaría bajo el título de: El socialismo y el hombre en Cuba, definía nuestra misión al expresar: “Nuestro sacrificio es consciente; cuota pagar la libertad que construimos”.

Solo comprendiendo este principio puede entenderse el milagro de la existencia del proyecto social cubano, a solo 90 millas de la mayor potencia hegemónica mundial.

La Revolución cubana, fruto de las mayores tradiciones de lucha de nuestro pueblo, tuvo que enfrentar desde sus inicios hasta hoy las más perversas agresiones y planes fraguados por el imperialismo para su desaparición.

No renunciar a la libertad conquistada, no perder innumerables avances sociales, no descuidar un minuto la preparación para la defensa de la Patria, no torcer el camino del socialismo incluso tras la caída de Europa del Este y la URSS, enfrentar un criminal bloqueo y leyes económicas injustas que intentan hacernos sucumbir, no hacer concepciones de principios. Ha requerido una inmensa cuota de sacrificio de nuestro pueblo.

Del valor sacrificio forjado desde el mismo surgimiento de la nación, en la manigua redentora, en las luchas contra Machado y Batista es heredera la Revolución.

 Es ese valor del sacrificio el que permitió soportar los años más crudos del Período Especial, en ese legado están educados la mayoría de los habitantes de esta isla, quienes construyen y defienden cada día una sociedad nueva donde prime la equidad y justicia social.

El milagro de la resistencia de Cuba ante las patrañas imperiales, el ejemplo de Cuba para los pueblos del mundo radica precisamente en no renunciar jamás a los valores que defiende, no importa cuáles sean los sacrificios. Y esas son las muestras que, a diario, da el pueblo venezolano hoy en las calles en respaldo a su proyecto social.

  Por eso, nuestra máxima ha de convertirse en la máxima de los amantes de la paz mundial, en momentos en que el peligro de una confrontación en la hermana Venezuela se acrecienta.

Hace 53 años el Che, en el texto anteriormente citado sentenciaba: “El presente es de lucha; el futuro es nuestro”. Hoy, toca a todos el deber de luchar por la Paz.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + 1 =