El cuidado y preservación de nuestra memoria histórica es tarea de todos

Compartir...

Guantánamo.- Casi llega el verano, etapa en la que la mayoría de nuestro pueblo trabajador descansa. Unos se divierten desde la tranquilidad del hogar, visitan a los familiares que viven lejos, van a la playa, al campismo. Otros  visitan museos, centros culturales, monumentos y sitios históricos de gran valor patrimonial que atesora la historia y son parte de nuestra identidad.

A veces no nos percatamos de la importancia que tiene el cuidado de estos inmuebles y no le damos el valor que merece por su significado. Sin embargo, ellos conforman el  patrimonio cultural que por su conocimiento, difusión y generación, constituyen la unidad fundamental de expresión de la humanidad y precisan de una mirada diferente.

Cuba es un país donde se respira el patrimonio por doquier. Así gozamos de sitios de importancia histórica y cultural, lugares que atesoran objetos valiosos, documentos originales, piezas que datan de millones de años,  tradiciones…, que hablan por si solos de un país donde todo, hasta una simple esquina,  tiene su historia.

En la provincia de Guantánamo rescatar los valores patrimoniales se ha convertido en una tarea de primer orden y además, está entre los objetivos del  Proyecto Origen. Esta propuesta busca recuperar las construcciones arquitectónicas ubicadas en el Centro Histórico urbano con un grado de protección determinado para posteriormente presentarlos para ser declarados Monumento Nacional.

Este proyecto es una vía esencial  para divulgar las obras que distinguen por su importancia en la identidad de esta zona por donde nace la ciudad guantanamera. Y forman parte del mismo, los inmuebles dotados de elementos que evidencien la antigüedad de esta parte que, a través de Origen se reanima, rehabilita y conserva.

Entre las edificaciones que el Proyecto Origen ha reparado en Guantánamo, está la casa más antigua de la ciudad,  la actual Escuela de Economía, antes Instituto de II Enseñanza,  la Dirección Provincial de Educación, otrora la Sugar Company de Guantánamo, el Parque 24 de Febrero, antes Plaza Isabel II,  la primera Estación del Ferrocarril y la Casa Natal Regino Eladio Boti, considerada Monumento Nacional.

También se realizó un intenso proceso de rehabilitación y conservación de los monumentos históricos de la provincia. Tal es el caso del de los desembarcos por Playa de Duaba el 1ero de abril de 1895 y el de José Martí y Máximo Gómez por Playitas de Cajobabo el 11 de abril del propio año, fecha más importante de Guantánamo.

El patrimonio histórico y arquitectónico de nuestra ciudad es infranqueable mientras no exista una voluntad por restaurarlo y esto es una tarea prioritaria en nuestra sociedad en general. El llamado está hecho: hay que cuidar y  preservar nuestra memoria histórica.

 


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 1 =