Editoriales nacionales y foránea publican a autor guantanamero

Compartir...

Guantánamo.-  El narrador guantanamero Eldys Baratute, considerado entre los autores contemporáneos referenciales de la literatura infantil cubana, ve publicados en la Feria del Libro Cuba 2016 cinco títulos de la mano de varios sellos editoriales cubanos y Ediciones Selvi, de España.

Sus coterráneos, en especial los pequeños lectores, esperan ansiosos sus nuevas obras, cuando la Feria llegue al oriente cubano, entre los días seis y 10 de abril próximos, tras su recorrido por todo el occidente y centro de la Isla.

La Editorial Gente Nueva, veterana de las publicaciones para el sector infanto-juvenil en el país, le promueve el texto de cuentos Vampiros con tatuajes raros; con Selvi estrena El vendedor de risas, y con Ediciones La Luz llega Dice el musgo que brota, antología de poesías para niños, de 30 jóvenes escritores cubanos.

Este título antologado por Baratute contiene más de 100 bellos dibujos de 19 ilustradores de toda Cuba, y da continuidad a una serie de compilaciones hechas por el guantanamero, incluida la de cuentos infantiles Retoños de Almendro, reimpresa ahora también por la Casa Editora de la Asociación Hermanos Saíz de Holguín.

Igualmente para esta Feria el narrador guantanamero recopiló decenas de obras poéticas de escritores conciudadanos dedicados al público infantil, selección que tituló Del naranjo el azahar, concibió junto al bardo José Raúl Fraguela, y cuya impresión asumió el sello El Mar y la Montaña, de su localidad.

En 2015 también fue prolífica la propuesta de Baratute para el gran suceso literario cubano, esa vez con cuatro textos inéditos de su autoría, salidos de las prensas de Gente Nueva, la Casa Abril y la de la Mujer, y la reedición de ¿Tres tristes cuentos?, que le mereció tres años atrás el Premio La Rosa Blanca.

El joven graduado como Doctor en Medicina, desde sus inicios en el arte literario ha tejido un puente especial hacia el lector infanto-juvenil, para quienes crea historias maravillosas, defensoras de valores humanos, de la inclusión y el respeto a las diferencias, que le han merecido reconocimientos de importancia.

En una década se ha ganado digno lugar en ese género, con una obra amplia visualizada en diferentes capítulos de la Feria del Libro, y en la cual ha preferido tratar temas polémicos, pero en lenguaje sencillo, bien asimilado por los pequeños.

Se alzó en 2005 con el lauro Calendario, de la AHS; La Rosa Blanca -de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba- la obtuvo en 2007 y 2012, y al año siguiente recibió el Premio Nacional La Edad de Oro, en la categoría de cuento, por el texto A la sombra de un león.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × cinco =