Ecuador acogió con beneplácito mensaje papal por la unidad e inclusión social

Compartir...

Guantánamo (Redacción Solvisión) Más de 900 000 personas asistieron este martes a la misa papal en el parque Bicentenario, en el norte de Quito, donde Francisco llamó a la unidad de los feligreses y a dejar atrás los egoísmos, un mensaje que fue acogido con entusiasmo por los fieles del país.

 

Los ecuatorianos no escatimaron distancias ni horarios de descanso para acudir a escuchar al sumo pontífice, a quien agradecieron la sencillez de sus palabras cuando invitó a “luchar por la inclusión a todos los niveles”, lo que suscitó el aplauso de los presentes en una mañana soleada que dominó las nubes amenazadoras de la víspera, reporta la agencia ecuatoriana Andes.

Y Francisco fue “bienvenido”, como dice la letra de la canción tema que más se ha escuchado por estos días en Ecuador, al comenzar ha­blando del significado del bicentenario de la independencia de His­panoamérica, fecha que le da nombre al sitio donde oficiaría su homilía.

“Ese fue un grito de la conciencia de la falta de libertades, de estar siempre saqueados, sometidos a con­veniencia circunstanciales de los poderosos”, dijo, y a continuación se escucharon aplausos.

Mientras tanto, el pontífice, con una vestimenta obsequiada desde Ecuador, con bordados alegóricos a este país, continuaba con su discurso sereno y con palabras sencillas, con las que recordó que “en algunos países reaparecen diversas formas de guerra” y habló de la necesidad de “reconocer al otro, de sanar las heridas, de construir puentes, de es­trechar lazos y de ayudarnos mutuamente”.

Francisco hizo énfasis en evitar los egoísmos, promoviendo la co­municación y el diálogo, incentivando la colaboración. Y apuntó: “Nues­tra fe es siempre revolucionaria”.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × cuatro =