Donde la perseverancia deja huellas

Compartir...

Zulma Ojeda, directora del Grupo para el Desarrollo Integral de la Ciudad Guantánamo.- Zulma Ojeda Suárez es una de esas personas imprescindibles para la ciudad de Guantánamo. Su talento creador y constancia ha quedado presente en cada acción humana que renueva el rostro de la ya vetusta urbe que peina 145 años.

P: Desde el Grupo para el Desarrollo Integral de la Ciudad usted se ha convertido en un fenómeno revolucionador. ¿Dónde está la clave del éxito?

E: “Yo me enamoro cada vez más del trabajo, ¿sabes por qué?, porque salgo a la calle, y la gente, agradece lo que se está haciendo.“

“Eso me oxigena y entonces es como si un motor arrancara, cada vez más fuerte, para no parar.”

P: Hacer perdurable el patrimonio arquitectónico de la ciudad, enriquecerlo e incidir positivamente en la conducta de sus habitantes, permanece en usted casi como una obsesión, ¿por qué?

E: “Yo creo en lo que estoy haciendo, yo estoy convencida de lo que estoy haciendo. Hay que vivir con ilusión, hay que tener un sueño, hay que tratar que realmente la ciudad sea bonita, esté hermosa, que conserve sus tradiciones, que seguro, seguro, nos vamos a sentir mejor. ¡Esa, sí, esa es mi obsesión.”

P: Disfrutar del entorno renovado de una ciudad de cerca de un siglo y medio de existencia, quizás sea una de sus mayores alegrías, aún cuando signifique la entrega de una considerable cuota de tiempo y argumentos a exponer, en ocasiones no muy comprendidos. ¿Qué significado tiene entregar esa cuota de paciencia, diría yo, todos los días?

E: “Cuando explicas a la persona el porqué de lo que andamos haciendo, de lo que estamos haciendo, y me ven de inoportuna, tal vez, en alguna cosa, y metida donde quiera, pero…, es buscando lo mejor de cada uno de nosotros. “

“Mientras que el ser humano tenga un espacio hermoso, él también será una persona virtuosa. Por eso insisto, una y otra vez, emitiendo nuestro criterio, tratando de cambiar mentalidades. Yo prefiero hacerlo cada vez que sea necesario. Mi filosofía es no cansarme.”

P: Las ordenanzas de la ciudad de Guantánamo encuentra en usted una ferviente defensora, ¿cómo se instrumenta su cumplimiento?

E: “Mira, desde 1513 datan las ordenanzas de la ciudad, solo las actualizamos. Las actuales están aprobadas por la Asamblea Municipal del Poder Popular en Guantánamo y constituyen un instrumento legal, devenido en síntesis de la investigación, el ordemaniento y actualización de reglamentos y disposiciones de los diferentes organismos, referentes a la protección del entorno, la convivencia humana y el desarrollo de la propia ciudad.”

“Contamos con 10 supervisores que velan por el cumplimiento de las ordenanzas en el centro urbano y vías principales, comprendido de Paseo hasta la avenida y desde Pedro A. Pérez a los Maceo. La disciplina y el orden son las premisas fundamentales de las ordenanzas y lo primero es tratar de que la gente reconozca su deber ciudadano de cuidar la ciudad, y poco a poco lo estamos logrando.”

P: ¿Qué falta para alcanzar más en materia de desarrollo de la ciudad?

E: “Falta unirnos más, que cada institución se involucre más, todos por igual. Yo creo que en la medida que lo logremos hacer, se avanzará mucho más y mejor. Apenas hemos comenzado a caminar, pero creo que sí, lo alcanzamos. Ese espacio bello para el crecimiento espiritual de sus habitantes, lo estamos construyendo.”

Nominada al Premio Nacional por la Vida y Obra de Arquitectura 2014, Zulma Ojeda Suárez, sueña con una ciudad que luzca cada vez más hermosa, ordenada y limpia. Para conseguirlo será necesario cambiar mentalidades, involucrar a todos, pero al reto se entrega diariamente. Su perseverancia viste sueños, esos que rozan el deseo de que cada gente sienta como suya, la ciudad.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 − 6 =