Debaten sobre juventud y continuidad en comisión del X Congreso de la FMC

Compartir...

Debaten sobre juventud y continuidad en comisión del X Congreso de la FMCJóvenes delegadas e invitadas al X Congreso de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) reafirmaron el compromiso de las nuevas generaciones, como garantes de la continuidad, con la preservación de todo lo alcanzado, la defensa del espacio ganado y victorias aún mayores para la organización.

Al tema fueron consagrados debates y reflexiones en una de las cuatro comisiones de trabajo del importante foro -que sesionará jueves y viernes en plenaria-, y quienes se dieron cita en el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología dejaron muy claro que con la juventud se puede contar, que está presente, y así será siempre.

Es esa institución pionera de la biotecnología en Cuba plaza fuerte de la ciencia joven y símbolo del talento y las virtudes de los “pinos nuevos”, y Mercedes López Acea, miembro del Buró Político del Partido, aseguró que no pudo pensarse en un escenario mejor, más inspirador y revelador de cuanto define a la juventud cubana.

Allí se reunieron federadas muy bisoñas, algunas todavía adolescentes, pero con responsabilidades ya -y grandes-, y no pocos resultados en el quehacer de la organización en delegaciones y bloques e, incluso, a nivel municipal y provincial.

Con elocuencia hablaron de la Federación que quieren y por la cual trabajan: fiel a sus raíces, historia, ideales y esencias, y que, como afirmó la granmense Laidelín Toledano, con 16 años recién cumplidos, necesariamente ha de parecerse a su tiempo, es decir, a lo mejor de este tiempo, lo virtuoso, útil y hermoso.

Reunirse y cotizar constituyen el ABC de cualquier organización, apenas lo imprescindible, pero funcionar es mucho más, y la vida demuestra que donde hay liderazgo, iniciativa, contacto perenne, preocupación, trabajo, la gente responde y los jóvenes se suman, opinó la pinareña Edelmis del Llano, veinteañera, cooperativista y futura ingeniera agrónoma.

Del trabajo con la familia, la escuela -esa secundaria básica donde estudian quienes dentro de poco tendrán edad suficiente para incorporarse a las filas de la organización-, se habló en esta comisión, como también de los muchos sueños y proyectos de vida y de superación personal y profesional que ayuda a materializar.

De eso soy ejemplo, expresó Clara Elena Machado, de Baracoa, provincia de Guantánamo, captada por la FMC para el Servicio Militar Voluntario Femenino, que cumple actualmente en la Brigada de la Frontera, tras lo cual podrá cursar la carrera universitaria que siempre ha deseado.

Que las mujeres pasemos el Servicio y nos preparemos para la defensa representa una necesidad para el país y, al mismo tiempo, una extraordinaria oportunidad para nosotras que somos las “Marianas” de hoy, dijo la joven en presencia de la generala Delsa Esther “Teté” Puebla, integrante del legendario pelotón femenino del Ejército Rebelde y que contó anécdotas de los días en la Sierra y honró al Comandante Fidel y a Vilma, eterna Presidenta de la FMC.

Varias intervenciones abundaron en la necesidad de una mayor presencia y mejor posicionamiento de los contenidos y la labor de la organización en los medios de comunicación y, sobre todo, en las redes sociales, y la enorme contribución que a tal propósito pueden brindar las y los jóvenes, como “nativos” digitales que son.

Tanto Teresa Amarelle Boué, miembro del Buró Político y secretaria general de la FMC, como Abel Prieto Jiménez, director de la Oficina del Programa Martiano, destacaron que en esta guerra cultural y de símbolos que contra Cuba lanzan sus enemigos, las mejores armas son nuestras verdades y razones y, el antídoto más eficaz, el desarrollo de una conciencia crítica, que permita discernir.

Tenemos esta gigantesca red social que es la FMC y hemos de saber aprovecharla, enfatizó la dirigente femenina, y el también Presidente de la Sociedad Cultural José Martí consideró las comunidades como un excelente escenario para debatir, en familia, sobre esos y otros fenómenos y realidades y para compartir argumentos.

En ustedes vemos la garantía de continuidad de la Federación de Mujeres Cubanas, como garantía de continuidad de la Revolución es esa extraordinaria juventud que estudia, trabaja, aporta, sueña y construye, y de la cual vivimos orgullosos, aseguró Mercedes López Acea, al felicitar a las integrantes de esta comisión del X Congreso por tan excelente sesión de trabajo.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 5 =