Cultura artística y ambiental en un solo proyecto: Médula

Compartir...

Guantánamo- El laureado proyecto músico-danzario Médula, de la Ciudad de Guantánamo  con espacio performático ambientalista de buen impacto hoy en redes sociales, lanzará en breve un prometedor fonograma que fusiona música urbana con folclor autóctono: rumba, changüí y cantos yorubas y espirituales.

El CD, previsto a estrenarse en el recurrido canal YouTube, saldrá en formato digital y físico bajo producción independiente, y comprende una docena de temas donde prima el género hip-hop, los cuales, por lo experimental y sugerente de sus sonoridades, más el corte social del discurso, bien pueden pronto convertirse en hits en los medios tradicionales y alternativos de difusión musical.

En proceso de masterización está ahora la propuesta, con “Más de amor que de otra cosa” como posible título y la mayoría de las composiciones de la autoría del director, bailarín y cantante del grupo Yoel González, miembro de la Asociación Hermanos Saíz, más otras piezas que emergieron en colaboración con el resto de su equipo: cuatro bien acopladas voces.

Médula, proyecto mayormente reconocido por su faceta dancística, acreedor a este nivel de elogios de la crítica y el público, desde 2018 explota su potencial musical con un interesante concepto y caudal creativo desbordante, aún por descubrir a nivel institucional y hacia el cual han de mirar las productoras de este ámbito, porque mucho apunta poder dar.

En apenas seis años su binomio danzario -formato iniciador del colectivo-, se ha presentado en importantes festivales nacionales y extranjeros, ha sido merecedores de numerosos premios, como las zapatillas de porcelana a la Mejor Compañía, en el Grand Prix de Danza Vladimir Malakhov, y hoy en ensemble de cuatro integrantes amplía su diapasón artístico y multiplica adeptos.

Interesado en trascender lo meramente estético para comunicar, movilizar, poner el arte al servicio de la sociedad, el equipo no para de crear y desde fines de mayo último, en los perfiles de Facebook de sus bailarines y músicos, asume un admirable activismo artístico-ambientalista en pro del saneamiento del emblemático Río Guaso de la urbe guantanamera.

Esta iniciativa, expresada en instantáneas de bellas y coreográficas esculturas humanas -en medio de la citadina rivera-, cuenta ya desde el ciberespacio con más de medio centenar de imágenes, miles de seguidores de la Isla y otros puntos del orbe, y en general pretende llamar a la reflexión en torno al inaplazable asunto de la consciencia ambiental, individual y colectiva.

La constante entrega performática en las redes, bajo la etiqueta #MásDeAmorQueDeOtraCosa, al decir de los chicos de Médula estará vigente mientras sea necesario traducir en danza “la alerta de la Tierra”, objetivo ecologista al que también aportará el nuevo CD-DVD, en tiempos en que la multimedialidad gana en espacio y poder movilizador de la consciencia pública.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × cinco =