Cuba reconoce posturas contrarias a intervención militar en Venezuela

Compartir...

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, reconoció hoy la oposición categórica de España y la Unión Europea a una eventual acción militar de Estados Unidos contra Venezuela y llamó a la comunidad internacional a alzar su voz por la paz.
‘Aún hay tiempo de detener a EE.UU.’, escribió en su cuenta de Twitter, en un contexto marcado por la escalada de Washington en su agresividad hacia el país sudamericano, expresada en declaraciones del presidente Donald Trump y del secretario de Estado, Mike Pompeo, de que ‘todas las opciones siguen en pie’ o la señalada por Pompeo: ‘Los días de Maduro están contados’.

A la retórica, el reconocimiento del autoproclamado mandatario interino Juan Guaidó y el uso del tema humanitario como punta de lanza, se suman los movimientos de tropas norteamericanas en la región, maniobra calificada de un intento de cercar a Venezuela y de un eventual preludio de acciones bélicas.

Rodríguez instó al llamado Grupo de Lima -creado para acompañar a Washington en su cruzada antivenezolana- a oponerse también a la intervención militar, la cual expertos enmarcan en el interés de Estados Unidos en el país con las mayores reservas probadas de petróleo en el planeta.

‘Si el llamado Grupo de Lima no modifica ahora el proyecto de Declaración impuesto por EE.UU. y no se opone rotundamente a una acción militar de EE.UU. contra Venezuela, asumirá una grave responsabilidad histórica como cómplice de una nueva guerra imperialista en Nuestra América’, advirtió en Twitter.

‘¿Se atreverán a poner en la Declaración que se descarta la opción militar? Hay que defender la Paz.’, añadió en la propia red social a propósito de la reunión del Grupo de Lima que sesiona este lunes en Bogotá, Colombia, con la participación del vicepresidente norteamericano Mike Pence y de Guaidó.

La semana pasada, Cuba alertó que Estados Unidos presionaba para imponer al Grupo de Lima una declaración dirigida a acusar a Venezuela de impedir la entrada de ayuda humanitaria, en caso de que esta no pudiera violar el sábado, como en definitiva ocurrió, la frontera del país sudamericano.

De acuerdo con el canciller Bruno Rodríguez, Washington incluiría en el texto una condena y términos peligrosos en su búsqueda de pretextos para una intervención militar, entre ellos ‘poniendo en riesgo la vida e integridad de los venezolanos’, el llamado a ‘reconstruir el Estado y a una Conferencia Internacional con el FMI y BM’ y la eliminación a la mención ‘transición pacífica sin el uso de la fuerza’.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + diecisiete =