Cuba ratifica que continúan garantías para la inversión extranjera en la Isla

Compartir...

Cuba ratifica que continúan garantías para la inversión extranjera en la Isla
Cuba ratificó a sus socios comerciales extranjeros que existen todas las garantías para continuar las operaciones económica a pesar del anuncio que realizó el gobierno de Estados Unidos de permitir demandas contra ciertas compañías cubanas bajo el Título III de la ley Helms-Burton.

Cuba rechaza enérgicamente nueva escalada agresiva de Estados Unidos

Cuba reitera a sus socios económicos y a las empresas extranjeras que operan en el país todas las garantías para la inversión extranjera y los proyectos conjuntos. Tienen como respaldo las leyes cubanas, el Derecho Internacional y las leyes de sus propios países, dijo hoy en Twitter Bruno Rodríguez, ministro de Relaciones Exteriores.

La decisión del Dpto. de Estado es un acto hostil e irresponsable que busca recrudecer el bloqueo y asfixiar la economía cubana. Esta es una medida q tiene oposición en el mundo y en el propio #EEUU, cuyos empresarios están en contra del bloqueo y favorecen el comercio con #Cuba, agregó el diplomático en el mismo canal de comunicación virtual.

Desde que se promulgó en 1996 la Helms-Burton recibió el rechazo mundial debido a que viola las normas del comercio internacional, por lo que en varios países adoptaron normas llamadas por los especialistas como “antídoto”, las cuales tienen el propósito de proteger a sus empresas ante eventuales demandas.

En el caso específico de la Mayor de las Antillas, la Asamblea Nacional del Poder Popular aprobó el 24 de diciembre de 1996 la Ley de reafirmación de la dignidad y la soberanía cubanas, un proyecto, que, en palabras del entonces presidente del Parlamento cubano Ricardo Alarcón, asegura una respuesta integral de toda la nación contra ese engendro que quiere destruirla.

De acuerdo con un anuncio realizado hoy en Estados Unidos, a partir del 19 de marzo, se levantará la suspensión de la posibilidad de presentar demandas en tribunales norteamericanos contra decenas de empresas de la nación caribeña incluidas en una lista unilateral del Departamento de Estado, por supuestos vínculos con la defensa y la seguridad nacional.

El Título III de la Ley Helms-Burton, en vigor desde 1996, permite a cualquier ciudadano o empresa estadounidense presentar demandas ante tribunales del país norteño para reclamar compensación por propiedades nacionalizadas tras el triunfo de la Revolución del 1 de enero de 1959.

Los presidentes de Estados Unidos habían suspendido de manera consecutiva la aplicación del mismo por seis meses, pero en enero pasado, Donald Trump anunció que lo haría por solo 45 días a partir del 1 de febrero, una postura denunciada en la mayor de las Antillas como un chantaje y parte del empeño en recrudecer el bloqueo económico, comercial y financiero.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 4 =