Cuba-Estados Unidos: reapertura de embajadas

Compartir...

Cuba y los Estados Unidos: reapertura de embajadasGuantánamo (Redacción Solvisión).- Con una solemne ceremonia, de alrededor de 15 minutos, quedará oficializada este lunes en Washingtonl la reapertura de la embajada de Cuba en los Estados Unidos.

En una primera etapa, cuyo comienzo está previsto a las 10:33, hora local, será izada la bandera de la estrella solitaria, entonado el himno nacional y mostrada la tarja indicativa de que la casa número 2630 de la calle 16 es la embajada de la República de Cuba en territorio norteamericano, después de casi cuatro décadas de acoger su Sección de Intereses, representada por Suiza.

El movimiento correrá a cargo del Destacamento de Bandera del Batallón de Ceremonias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, encargado de hacer ondear el pabellón de la isla en cielo estadounidense, todo un símbolo de avance en el acercamiento bilateral anunciado por los presidentes Raúl Castro y Barack Obama el pasado 17 de diciembre.

Según un vocero de la misión diplomática cubana aquí, la segunda parte del acto transcurrirá en el interior de la instalación, donde el canciller Bruno Rodríguez realizará la intervención central, con la presencia de más de 500 invitados, la mayoría pertenecientes a sectores políticos, económicos y sociales de la nación norteña.

Dado el limitado espacio y la cantidad de personas interesadas en presenciar el histórico acontecimiento, este podrá verse a través de pantallas en áreas exteriores de la sede, precisó la fuente a periodistas cubanos acreditados para cubrir la ceremonia.

Prensa Latina constató hoy los trabajos finales para dejar todo listo, así como los preparativos de los medios estadounidenses y extranjeros que seguirán el acto, el cual despierta expectativas en el planeta, luego de relaciones marcadas por la hostilidad de Washington, que incluye un férreo bloqueo y el impulso a planes para lograr un cambio de régimen.

Mañana ambos países oficializarán el restablecimiento de sus vínculos diplomáticos, interrumpidos por la Casa Blanca en 1961, un paso importante de cara al largo y complejo camino hacia la normalización de nexos.

Más allá de los temas y preocupaciones a abordar por las partes en las próximas etapas del acercamiento, Cuba recuerda que no podrá hablarse de normalización mientras continúe el bloqueo, la usurpación de territorio (la base naval de Guantánamo), las transmisiones ilegales de radio y televisión y los planes subversivos en su contra.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × cinco =