Confuso escenario para reemplazar al gobernador de Puerto Rico

Compartir...

Un confuso escenario domina el panorama político puertorriqueño, próximo a que el gobernador Ricardo Rosselló Nevares abandone el cargo forzado por el reclamo popular, debido a que hay dos posibles sustitutos.

Hasta ahora, todo parece indicar que en el orden constitucional corresponde a la secretaria de Justicia, Wanda Vázquez Garced, mas la designación del exdelegado en Washington Pedro Pierluisi como secretario de Estado deja abierta la posibilidad de que jure como gobernador.

Pierluisi, quien compareció a una audiencia pública de la Comisión de Gobierno de la Cámara de Representantes en el Capitolio en San Juan, dejó establecido que su interés es reemplazar al gobernador Rosselló Nevares, que cayó víctima de la corrupción y de un chat de Telegram en el cual se burlaba del pueblo y hasta de los muertos del huracán María.

‘Acepté ocupar el cargo con miras a poder sustituir al gobernador’, expresó Pierluisi, quien fue ratificado por la Cámara de Representantes con 26 votos a favor, 21 en contra y una abstención.

Rosselló Nevares renunció a la gobernación efectivo a las 17:00 horas y designó a Pierluisi, su rival en las primarias del PNP, a la secretaría de Estado, puesto que está primero en la línea de sucesión según la constitución del Estado Libre Asociado (ELA).

‘Acepté con miras a que pueda sustituirlo, y no he aspirado a ser secretario de Estado; yo acepté en este contexto’, admitió el excomisionado residente de Puerto Rico en Washington, quien no goza de la simpatía de amplios sectores del país por haber estado vinculado a la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

El Senado de Puerto Rico atenderá el nombramiento del secretario de Estado el próximo lunes, lo que abre una interrogante legal, en caso de que no lo apruebe.

El portavoz de la minoría del Partido Popular Democrático (PPD), Rafael Hernández Montañez, solicitó que el Departamento de Justicia emita una opinión sobre la validez de que Pierluisi asuma la gobernación, ya que el Senado no tendría jurisdicción para impugnarlo.

Cientos de manifestantes se han movilizado hasta La Fortaleza, sede del Ejecutivo en el Viejo San Juan, para celebrar la partida de Rosselló Nevares, primer gobernador puertorriqueño destituido por el pueblo por la corrupción y el chat de Telegram.

El diputado Denis Márquez Lebrón, del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), afirmó que sin haber aprobado el nombramiento el Senado, Pierluisi no debería jurar al cargo de gobernador.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + diecinueve =