Con bloqueo contra Cuba, de poco valen otras medidas

Compartir...

Guantánamo (Redacción Solvisión) Si bien las recientes medidas adoptadas por el Presidente Barack Obama, van en el camino correcto hacia un mejor acercamiento con Cuba, estas no modifican sustancialmente el bloqueo, cuyas restricciones todavía cercenan el crecimiento económico de la Isla y su inserción en el comercio mundial.

Así lo defendieron hoy representantes de varios sectores económicos, en videoconferencia efectuada en la sede de la Cancillería cubana, para exponer las principales afectaciones que genera esa política impuesta, desde hace más de medio siglo, por el Gobierno estadounidense contra la Isla.

En enero y septiembre de 2015, Obama –en uso de sus facultades ejecutivas-, adoptó un grupo de normativas orientadas, según su Gabinete, a modificar aspectos del bloqueo, relacionados con el intercambio comercial en materia de agricultura y telecomunicaciones, así como también flexibilizar los viajes a Cuba.

Aunque esas acciones sí ayudan a crear un clima favorable para acercarnos, no establecen condiciones concretas para normalizar las relaciones entre ambos países, ya que persiste el principal obstáculo en ese camino: el bloqueo, subrayó Orlando Hernández Guillén, presidente de la Cámara de Comercio.

Tras los anuncios del 17 de diciembre, ha continuado la persecución de operaciones cubanas en el exterior y la aplicación de multimillonarias multas a compañías e instituciones bancarias que, a pesar de los riesgos, han decidido colaborar con Cuba; lo que evidencia, una vez más, el carácter extraterritorial de las leyes que conforman esa política, explicó el directivo.

De acuerdo con Hernández Guillén, de abril de 2014 a abril de 2015, el bloqueo ha ocasionado pérdidas estimadas en tres mil 850 millones de dólares en el plano de las relaciones económicas; monto del cual, el 70 el por ciento se asocia a oportunidades, negocios y exportaciones que Cuba no pudo concretar, no sólo con los EE.UU.

Motivo por el cual, ese es un saldo realmente conservador, porque no se puede calcular cuánto de disuasión generan las prohibiciones del bloqueo en compañías norteamericanas y de otras naciones a la hora de querer acercarse a la Isla, dijo.

En esa línea, Ana Teresa Igarza, directora general de la Oficina de la Zona Especial de Desarrollo Mariel, remarcó el temor que percibe aún en los inversionistas extranjeros de negociar con Cuba, a pesar de sus intereses, como consecuencia de la mantención del bloqueo y las afectaciones que pueda generarle.

Precisamente, apuntó, esa preocupación constituye uno de los principales desafíos para el normal desenvolvimiento de la Zona, donde se busca atraer mayores flujos inversionistas para dinamizar el crecimiento económico de Cuba, bajo condiciones atractivas para empresarios de todo el mundo, sin excluir a nadie.

María del Carmen Orellana, directora general de Mercadotecnia del Ministerio de Turismo, explicó que debido a las leyes del bloqueo, la llamada industria del ocio en la Isla no puede trabajar de manera ordenada el mercado estadounidense, emisor del 50 por ciento de los viajeros que arriban al Caribe, y al cual Cuba no tiene acceso.

Explicó que el carácter extraterritorial de las medidas impuestas por la Casa Blanca en 1962 y recrudecidas en estas cinco décadas, limita la turoperación del destino Cuba por las grandes agencias de viajes del orbe, las cuales radican en el territorio norteño o tienen vínculos en ese mercado.

La modalidad de cruceros resulta una de las de mayor afectación, ante la imposibilidad de que esos medios de transporte toquen puertos cubanos, lo cual impide un mejor aprovechamiento de la infraestructura creada a lo largo del archipiélago para la actividad náutica, señaló Iván Ricardo Chacón, director de Relaciones Internacionales del Ministerio de Transporte.

En cuanto a las licencias otorgadas este año por el Departamento del Tesoro de los EE.UU a 15 compañías de Ferrys para hacer viajes a Cuba, aclaró que esa medida es insuficiente, porque no pueden realizar operaciones en un destino donde tienen prohibido utilizar su moneda: el dólar.

Este 28 de octubre, Cuba expondrá en la Asamblea General de Naciones Unidas, su informe “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América”, en una coyuntura sin precedente histórico, pero una vez más con el respaldo internacional.    


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cinco =