Ciencia y prevención: antídotos contra el cáncer de mama

Compartir...

Guantánamo.- Aunque para muchos el cáncer es sinónimo de muerte, los especialistas de salud en Guantánamo demuestran que cada año surgen nuevas posibilidades de cura y esperanza de vida para las afectadas por la neoplasia de mama, gracias a los avances científicos de Cuba y a la labor de equipos multidisciplinarios que ofrecen atención gratuita, a diferencia de otras naciones.

 

Así lo demuestra la reducción de la mortalidad por cáncer de mama en esta oriental provincia, donde hoy se registra una tasa de decesos de 19, 8 por cada cien mil habitantes, por debajo de la media nacional y de varios países desarrollados.

Este avance significativo prestigia a los oncólogos, cirujanos, patólogos y otros especialistas que en Guantánamo conforman la consulta de mastología desde mil 982, en la cual se atienden a todas las pacientes remitidas, siempre con la concepción humanista de salvar vidas, más allá de los altos costos de esta asistencia para el sistema cubano de Salud Pública.

Vale resaltar que son millonarias las inversiones para importar al país equipos de gran resolutividad, medios reactivos y medicamentos destinados al diagnóstico y tratamiento del cáncer de mama.

Y por si fuera poco para esta nación, los costos se incrementan debido a la compra de esos recursos por medio de terceros países, como consecuencia del bloqueo económico, financiero y comercial impuesto a Cuba por los Estados Unidos hace más de 50 años.

Entonces, la atención de las mujeres afectadas por cáncer de mama se convierte en una odisea que solo pueden vencer la voluntad y el humanismo de médicos como el cirujano Paulino Four, los oncólogos Lázaro David Cardona y Neudis Simón, entre otros profesionales, que en Guantánamo cambian la realidad pesimista de esa enfermedad.

Los éxitos se evidencian por la disminución del número de casos diagnosticados en estadios avanzados, y por tanto, en la posibilidad de aplicar una terapéutica con intención curativa a un mayor número de mujeres.

Según valoraciones del doctor Lázaro David Cardona, jefe del Grupo provincial de Prevención y Lucha contra el cáncer, estos logros son frutos también de la labor que realizan el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de La Habana y otras instituciones de alto rigor investigativo, lo cual sitúa a Cuba en la avanzada mundial  del desarrollo científico y tecnológico en materia de salud.

Por eso hoy es posible aplicar terapéuticas nuevas con drogas de segunda línea e incluir a muchas pacientes de Guantánamo en ensayos clínicos nacionales con la aplicación de vacunas y otros productos muy cotizados en el orbe  y que se brindan aquí de manera gratuita.

Esos tratamientos, unido a la quimio y radioterapia, las hormonas y los métodos quirúrgicos en los casos necesarios, contribuyen a  la reducción de la mortalidad en el territorio por cáncer de mama, lo que se revierte en supervivencia y calidad de vida de las mujeres.

En estos resultados se evidencia además una mayor concientización de las guantanameras en cuanto a la importancia del autoexamen de mamas y acudir rápidamente al médico ante los signos sospechosos de la enfermedad.  Esos son requisitos esenciales también para transformar cada día la realidad de esta neoplasia  que es posible prevenir y curar.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − catorce =