CIDC: cuatro años al servicio del deporte cubano

CIDC: cuatro años al servicio del deporte cubano

Compartir...

El Centro de Investigaciones del Deporte Cubano (CIDC) celebró este lunes su cuarto aniversario con un sencillo acto en su sede, ubicada en las inmediaciones de la Universidad de Ciencias de la Cultura Física y el Deporte Manuel Fajardo (UCCFD).

Presidieron la celebración Osvaldo Vento Montiller, titular del Inder; y Daniel Bas, funcionario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.

A través de materiales audiovisuales se recordó la inauguración de la institución, el 21 de septiembre de 2016, con la asistencia de Miguel Díaz-Canel Bermúdez, actual presidente de la República de Cuba; y José Ramón Fernández Álvarez, para entonces presidente del Comité Olímpico Cubano (COC).

También se recordó la impronta del Líder Histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, en los ámbitos del desarrollo científico y deportivo de la nación. Volvió a resonar aquella brillante idea de que Cuba debía ser un país de hombres de ciencia y pensamiento.

La Dr.C. Mélix Ilisástigui Avilés, directora de ciencia, tecnología, innovación y medio ambiente del Inder, ofreció a los presentes un pormenorizado recorrido por el devenir científico del deporte cubano, reconociendo el papel de varias personalidades e instituciones.

En esa disertación ubicó al CIDC como el más reciente hito de un polo integrado antes por la UCCFD, el Instituto de Medicina del Deporte (IMD), el Laboratorio Antidoping de La Habana y el Cinid. Al referir sus objetivos fundamentales citó la contribución al desarrollo humano en nuestra sociedad y a los resultados del deporte.

Ariel Saínz, vicepresidente del Inder, hizo oficial el traspaso de mando en el CIDC, pues su director fundador, el Dr.C. René Romero, se acogió a la jubilación y ha asumido en su lugar el doctor (en medicina) Pavel Pino, antes director del IMD.

Saínz aprovechó para extender una felicitación al directivo saliente y el colectivo de trabajadores, que en esta etapa ha logrado resultados sobresalientes, en primer lugar la obtención de la categoría Centro de Investigación que otorga el Citma.

Reconocimientos entregados a René Romero y otros fundadores amenizaron una ceremonia organizada cumpliendo las medidas sanitarias y de distanciamiento social.

Pavel Pino, al intervenir, aseguró que la tarea esencial de cara al futuro es dar continuidad a lo logrado, perfeccionándolo y enriqueciéndolo. Citó como otras prioridades la exportación de servicios, la comunicación para la ciencia y el control interno.

(Tomado de Jit)


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis + cuatro =