José Lecticio Salcines: las huellas de un Maestro

Compartir...

Guantánamo.- Si vive o vivió en Guantánamo, tiene usted de seguro a bien conocer el palacio Salcines, que sin pueril y romántico alarde, exhibe su majestuosa arquitectura en la ciudad que crece entre ríos. Su ecléctica figura advierte noche y día que es posible sucumbir el embate del tiempo.

 Regia e impoluta esta otrora morada queda hoy para los guantanameros como la obra más reconocida de su arquitecto José Lecticio Salcines y Morlote, el inmueble, que lleva el nombre del artista que lo creó, llega hasta nuestros días como esa huella intangible de una basta existencia creadora.

125 años después de su nacimiento la pródiga carrera del ingeniero y arquitecto José lecticio Salcines y Morlote, sigue cautivando a jóvenes discípulos como Jorge Fuentes Díaz, egresado de la carrera de Arquitectura en 2014 quien dedicó su trabajo de diploma a la reconstrucción de un importante espacio.

Bajo el título: “Esquemas conceptuales para la nueva sede de la Biblioteca Provincial Policarpo Pineda” este proyectista comenta que investigó  a profundidad el trabajo del arquitecto José Lecticio Salcines: “Este hombre, dotado de una firme vocación artística y un sano juicio práctico, y en cuya obra demuestra una elevada complejidad en ambos extremos (ingenieril y arquitectónico) era capaz de no sólo de proyectar fachadas, sino trabajar en interiores, y la ornamentación con un diseño renovador para su época y es lo que más me atrae.

Esa misma obra donde yo laboré, en la calle Agramonte y Crombet había sido reconstruida por él cuando era el antiguo Cine teatro Oriente, ahora se prevé para el edificio un cambio de uso para que atesore el material bibliográfico patrimonial de la provincia. Para mi fue un gran reto y cada día revisaba con mucha motivación y respeto los planos originales que pertenecieron a este gran hombre que nunca he dejado de admirar.”

El genio, poseedor de una aguda inteligencia quien realizó otras obras monumentales como la Plaza del Mercado, el edificio de la Guantánamo Sugar Company, frente al Parque 24 de febrero, y el colegio Sagrado Corazón de Jesús, actualmente la secundaria Pedro A. Pérez, la Casa Parroquial y el Hotel Rossevelt, actualmente Hotel Brasil.

En su devenir como arquitecto José Lecticio Salcines es además creador de un proyecto de aprovechamiento hidráulico del Río Yateras con fines sociales, entre otras obras que renacen por los valores que agrega al entramado urbano de la ciudad de Guantánamo. Este Maestro, ha dejado sus huellas a través de sus obras que  ha propiciado un espacio entre profesionales del ramo como Jorge Fuentes quienes beben en cada oportunidad, su más concentrada savia.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 3 =