Changuito: un grande entre los guantanameros

Compartir...

Guantánamo.- Pocas veces la vida nos pone delante de uno de los más destacados percusionistas cubanos. Así sucedió con José Luis Quintana Fuentes: Changuito, quien recorrió los pasillos del telecentro Solvisión  dejándonos su impronta legendaria.

 

Acompañado de uno de sus hijos llegó hasta el set de la Revista Guantánamo para compartir con los habitantes de esta provincia el porqué de su visita: “Vengo a hacerlos bailar a todos ustedes después de muchos años”, dijo frente a cámara este inolvidable de la música contemporánea.

Y aunque la entrevista continuó con otros integrantes de su pequeño grupo nadie dejó de admirar a Changuito, el indiscutible padre del songo (ritmo que combina instrumentos de percusión timbales, campanas, tambores, címbalos, entre otros con música beat y folclórica) y mano derecha junto a César Pedroso, de otro grande Juan Formell, durante su paso por los Van Van; allí creó para todos éxitos que perduran en la memoria colectiva.

Sencillo y cordial como le conocen sus allegados se mostró este hombre de 67 años invitando a todos a participar en sus conciertos en varios puntos de la urbe y de sus clases magistrales en la Escuela Vocacional de Arte Regino Eladio Boti, motivo primordial de su estancia: “Quiero principalmente a compartir con los jóvenes de esa escuela mis experiencias, y enseñarles lo que he aprendido durante mi paso por pentagramas y partituras”.

Y así culminó su entrevista este colosal percusionista quien entre otros reconocimientos guarda tres premios Granmys, la medalla Alejo Carpentier y el cariño y respeto de quienes bebieron de sus métodos.

Pocas veces la vida nos pone delante de uno de los más destacados percusionistas cubanos y cuando lo hace no podemos resistirnos a conocerle.

 


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × tres =