Celac defiende en Cuba diversidad cultural, integración y patrimonio

Compartir...

Celac defiende en Cuba diversidad cultural, integración y patrimonio La III Reunión de Ministros de Cultura de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac), celebrada en Cuba, marcó un hito al aprobar por primera vez un plan de acción cultural.

 

Representantes de los 33 países miembros de la organización definieron un cronograma de acciones con claro enfoque en el desarrollo social y la defensa y conservación del patrimonio, a favor de la diversidad cultural y la integración.

Hasta el momento, Celac había contado siempre con disposiciones, voluntades explícitas mediante discursos, pero nunca con un plan escrito, elaborado en conjunto hasta el mínimo detalle, objetivo y actos correspondientes, nombre de responsables y plazo de cumplimiento.

La reunión efectuada en esta capital los días 18 y 19 de septiembre tuvo como mayor logro esa concreción, la firma de un documento colaborativo con 35 actividades que según el ministro de Cultura de Bolivia, Marko Machicao, buscan fortalecer la integración latinoamericana y caribeña.

Bolivia -por ejemplo- apoyará a Ecuador en la gestión de cambiar paradigmas y normativas referentes al modo en que la Unesco aborda el tema del tráfico ilícito de bienes materiales.

Pese a recientes operaciones de recuperación de decenas de miles de piezas en el continente, el flujo de salida sigue incólume y se necesitan más acciones contundentes, afirmó el ministro de Cultura de Ecuador y presidente pro tempore de la Celac, Guillaume Long.

Quisiéramos que la Unesco reconozca la soberanía de los bienes materiales y no admita que porque salgan de las fronteras de un país dejen de pertenecer a él, la soberanía no tiene tiempo, ni fecha de caducidad, aseveró Machicao en declaraciones exclusivas a Prensa Latina.

Otra de las acciones que Bolivia apoyará será la elaboración de un atlas de las identidades culturales, una propuesta que viene desde Unasur (Unión de Naciones Suramericanas), la revalidó el ALBA (Alianza Bolivariana de los Pueblos de América) y ahora la Celac.

El proyecto instruye la elaboración de un archivo real de las culturas indígenas, de todas las poblaciones e identidades culturales que habitan América Latina y el Caribe.

Necesitamos herramientas que nos permitan no solo promover los valores sino también saldar la deuda histórica con las comunidades indígenas, que han sido relegadas en la toma de decisiones de la mayor parte de nuestros países, fundamentó el ministro boliviano.

En consecuencia con esto, propósito explícito del plan es promover la lucha contra el tráfico ilícito de bienes culturales, y la salvaguardia y conservación del patrimonio cultural material e inmaterial de los pueblos, además de promover el reconocimiento y valorización de la diversidad de las expresiones culturales.

De manera general, los acciones del plan de trabajo giran en torno a cuatro ejes: desarrollo social y cultural; industrias culturales, economía creativa e innovación; defensa y conservación del patrimonio cultural y diversidad de las expresiones culturales.

Representantes de los 33 países de la Celac estuvieron de acuerdo en promover el ejercicio de los derechos culturales individuales y colectivos de las poblaciones y el desarrollo social de los pueblos.

Algunas de las actividades sondearán mecanismos de cooperación cultural en torno a la promoción y difusión de las industrias con el objetivo central de erradicar la pobreza y disminuir las desigualdades sociales.

El ministro de Ecuador advirtió sobre el peligro de la ausencia de diversidad en un momento en el que el mercado tiende a homogeneizar, a establecer una estética hegemónica.

Frente a las industrias culturales de las grandes potencias resulta importante plantear respuestas desde la Celac, establecer una posición conjunta en materia de cultura en América Latina y el Caribe, y trabajar en aras de una mayor integración, enfatizó el presidente pro tempore de la Celac.

La disposición a esbozar las voluntades y proyectos por escrito y definir acciones concretas, distinguió este evento y marca un paso de avance a favor de los propósitos fundacionales de la entidad.

Una serie de congresos, seminarios, foros, coloquios, plataformas digitales, entre otras, nacerán en próximos meses y años hasta 2020, porque este plan de acción también tiene fecha de vencimiento.

Habrá que sentarse a analizar entonces cuánto se cumplió y con qué resultados, pues ya las intenciones no son palabras dichas al viento, sino proyectos, surgidos del intercambio, de los intereses nacionales, bilaterales y regionales. Ahí la fortaleza y el valor de esta cita.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + 11 =