Campesinos guantanameros ven fructificar tierras en usufructo

Compartir...

Guantánamo.- Millares de guantanameros hacen fructificar la tierra desde la aprobación, hace siete años, del Decreto-Ley 259, y del sucesor precepto legal número 300, vigente desde 2012, favorecedores de la entrega en usufructo de terrenos, para fomentar la producción de alimentos.

Con ese fin, y al amparo de esas normas y otras anteriores, hasta la fecha se han beneficiado 10 mil 603 usufructuarios en esta oriental provincia cubana, y permanecen en posesión de los mismos más de 60 mil 600 hectáreas, destinadas a actividades agropecuarias, forestales y cañeras en cada uno de los municipios.

Manuel Quiala, subdelegado provincial de la Agricultura, subrayó que entre veteranos y jóvenes productores muchos sobresalen por el volumen de sus obtenciones, especialmente en la línea del café, los cultivos varios y la ganadería, y otros ven sus resultados en las gramíneas y frutales.

En tanto, en todo el período, desde el primero de los referidos cuerpos legislativos, han perdido su condición de usufructuarios más de mil guantanameros por violaciones al contrato, incluida la renuncia del propio usuario, el no inicio de las labores dentro del término estipulado, o en el peor caso el abandono de las tierras.

Para mayor control del uso adecuado de los terrenos, en pro de potenciar producciones y tributar a la demanda de alimentos del pueblo, recién se inspeccionó el ciento por ciento de los usufructos vigentes y su aporte a la comercialización agropecuaria, proceso que reveló que 87 personas tienen hoy las áreas abandonadas.

Se conoció, además, que cerca de un millar las explotan deficientemente y, entre las medidas tomadas, a aquel primer grupo se le tramita la extinción del contrato, y al segundo se le concedió nuevo término para hacer fructificar las fincas.

Salvo esos casos de desidia cada vez es mayor el interés por esta fuente de empleo, y muchos son los que muestran verdaderas ganas de hacer, para aportar a la economía propia y de todos, vinculados a cualquiera de las cooperativas agropecuarias.

Moraima Rizo, especialista en Derecho Agrario de la Delegación Provincial de la Agricultura, puntualizó que desde diciembre de 2012 hasta la fecha, apegados al Decreto-Ley 300 obtuvieron tierras en usufructo alrededor de tres mil guantanameros, y cerca de la mitad de estos las adquirió en 2015.

También, dijo, crece el número de jóvenes y mujeres incorporados, incentivados ahora por las más recientes medidas en favor del campesino y su rendimiento, como las exoneraciones de impuestos al sector no cañero, el otorgamiento de créditos para la ganadería, el incremento de los plazos de amortización, entre otras.    


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis − 1 =