Bolivia destinará nueve mil millones de dólares en busca de petróleo

Compartir...

Guantánamo (Redacción Solvisión) Bolivia destinará nueve mil millones de dólares a la exploración de nuevos yacimientos de petróleo en los próximos cinco años. Guillermo Achá, presidente de la estatal Yaci­mien­tos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), ade­lantó que esa cifra está planificada para el próximo quinquenio, como parte de la estrategia de exploración de nuevos recursos y de la industrialización.

 

Achá, quien asumió a principios de año al frente de YPFB, tras la muerte de Carlos Villegas, recordó que “la política de nacionalización marca que se deben seguir ampliando las reservas y la actividad del hidrocarburo con el beneficio de haber recuperado los recursos naturales”.

Según fuentes de la referida empresa, antes de que el presidente Evo Morales nacionalizara el petróleo y el gas, el 1ro. de mayo del 2006, la inversión para el sector era de solo 240 millones de dólares al año.

Achá recordó el cambio radical dado por el proceso inversionista en la principal fuente de entrada de divisas al país y enfatizó en que es abismal también el beneficio y el crecimiento económico que está teniendo el pueblo boliviano, a partir de la decisión de Morales de nacionalizar los hidrocarburos.

YPFB es por mucho la principal empresa boliviana, y la venta de gas a Brasil y Argentina constituye el pilar del desarrollo económico de la nación.

El descubrimiento de un nuevo pozo petrolero cerca de la localidad de Yapacaní, en la provincia boliviana de Ichilo, puede aportar a la nación andina 28 millones de barriles de petróleo, lo cual se traduce en tres veces más hidrocarburos líquidos que en la actualidad.

La subsidiaria estatal YPFB descubrió un pozo petrolero de 2 500 metros de profundidad: el pozo Boquerón Norte (que será conocido como BQN-N-X4D), convirtiéndose en el primer hallazgo de petróleo en Bolivia en los últimos 23 años.

La perforación se inició en el año 2014 y se encuentra en un área denominada Sara Boo­merang, en la provincia de Ichilo del departamento de Santa Cruz, cerca del cual ya existen yacimientos de gas, informa la agencia ANF.

El hallazgo contribuirá a incrementar el flujo de regalías al departamento de Santa Cruz, pero también a municipios, gobernaciones y universidades que reciben el impuesto directo a los hidrocarburos.

Además, provocará que un 25 % del diésel que actualmente se importa de otros países no tenga que comprarse, y se consolidará la autosuficiencia nacional en gasolina.

Fuentes oficiales de YPFB afirman que para explotar el yacimiento nuevo se ha presupuestado una inversión de 220 millones de dólares, de los cuales, 180 millones serán para perforar 24 pozos a fin de delimitar el área de explotación, y 40 millones serán para baterías y otras obras de infraestructura.
Los efectos se podrán percibir desde el 2017 en la economía nacional y, de manera global, tras una década, Bolivia conseguirá un monto total de 1 702 millones de dólares adicionales, según RT.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − dos =