Arlen y Savón sí; Domadores no

Compartir...

 Arlen y Savón sí; Domadores noGuantánamo. – En una electrizante final los Lobos de Astaná superaron, 6 victorias por 5, a los Domadores de Cuba y lograron ganar la corona de la VII Serie Mundial de Boxeo, y destronar a los antillanos en su cuartel general, en Kazajstán.

Todo se decidió en la pela extra, en la división de los 52 Kg, luego de que el match quedará igualado a cinco éxitos por bandos al concluir las 10 divisiones reglamentarias. En esa instancia el santiaguero Frank Zaldívar realizó una buena pelea, pero los jueces decidieron a favor de su rival.

Sin dudas el arbitraje hizo de las suyas en la gran final, de forma muy solapada, pero con marcada intención en las peleas de Lázaro Álvarez y la definitoria contra el santiaguero Zaldívar.

Los Domadores de Cuba comenzaron perdiendo a sus dos primeros combates, cuando Joahnys Argilagos (49) y Javier Ibáñez (52) cayeron de forma inobjetable ante sus rivales de turno, hombres muy combativos que dominaron sus respectivas peleas.

A partir de ahí los cubanos lograron sus cinco éxitos de forma consecutiva al imponerse Erislandy Savón (91), Andy Cruz (64), Arlen López (75), Julio César la Cruz (81) y Yosvany Veitía (54).

En el caso de los dos boxeadores de Guantánamo, Erislandy Savón y Arlen López, cumplieron a cabalidad y lograron imponerse con veredictos de 3-0. En el caso de Arlen la pelea resultó bien reñida y fue en el quinto, y último asalto, donde pudo definir a su favor con los golpes más efectivos.

Sin embargo, entre las notas más discordantes para los pugilistas cubanos fueron las derrotas de Lázaro Álvarez (60 Kg) y Roniel Iglesias (69), pues ambos salían como favoritos para asegurar el éxito de los cubanos.

No obstante, Lazarito, aunque no realizó su mejor combate, no merecía la derrota, mientras que Roniel sí fue superado en toda la línea por si oponente, más rápido y efectivo en las combinaciones de golpes.

Concluye así la VII Serie Mundial de Boxeo con un sabor amargo para los aficionados al boxeo en la mayor de las Antillas. A decir verdad, los kazajos constituyen rivales de calidad, pero, muchas incongruencias desde la decisión de la sede de la final, la suspensión de fechas y el arbitraje, en menor escala, influyeron y decidieron en contra de los Domadores.

De cualquier manera, nuestros pugilistas y el colectivo de dirección deben sacar las lecciones correspondientes y seguir enfocados en los entrenamientos de cara a los próximos eventos internacionales. Lo que no queda duda es que el boxeo continúa con buena salud.

 


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + 6 =