Arlen López: promesa casi cumplida de boxeo de Cuba

Compartir...

Guantánamo.- Tal vez si lo hubiera visto paseando por algunas de las calles de la ciudad, ni me hubiera imaginado de quién se trataba; es cierto que en más de una ocasión,  había escuchado su nombre en los titulares de espacios deportivos y nada más.

Sin embargo Arlen López, joven pugilista guantanamero, mecedor de importantísimos lauros en arenas internacionales,  estuvo junto a nosotros en la última emisión del mes de agosto de la revista Algo Diferente,  que durante la etapa estival captó la atención de gran parte de los televidentes que disfrutaron la programación de verano del del telecentro Solvisión.

Rompiendo estereotipos esta joven promesa del boxeo nacional sostuvo en cámara, una fluida entrevista con nuestro comentarista Julián Jorge Sánchez Rosell, a propósito de sus proyecciones para octubre en el mundial de Boxeo a celebrarse en Doja Qatar. En el set,  se habló de venideras medallas, pero en especial, para mis lectores, preferí indagar más de este joven que,  como cualquiera de sus contemporáneos,  tiene una peculiar historia.

Guantanamero nacido en el Sur de la ciudad,  recuerda muy bien de sus inicios en este deporte, de las veces que tuvo que escapar de la escuela junto al entrenador el Duke Stable para practicar: 

  Mi madre Reyna Cardona siempre tuvo miedo de este deporte, hasta hace muy poco no estaba convencida porque decía que esta práctica tan ruda podría desfigurarme poco a poco u ocasionar daños mayores en mi cuerpo, por eso, El Duque me raptaba al salir de la escuela primara y me llevaba casi a escondidas a entrenar al gimnasio del combinado Sur Hospital. Allí aprendí primeramente a no tener miedo a los golpes y más tarde gracias a su empeño obtuve mi primera medalla”, explica.

A partir de entonces este boxeador superó todos los obstáculos impuestos, incluso el de dominar a sus contrarios con la mano derecha, siendo zurdo de nacimiento. Luego vino el mundial de Cadetes en 2009 donde con solo 16 años obtuvo medalla de oro para nuestro país, a la que sumó igual color de presea en la Serie Mundial de Boxeo en 2014 junto al equipo Cuba, y el segundo puesto en la de este 2015, para coronar nuevamente en los juegos Pana y Centro americanos de este mismo año consolidándose como dueño en el continente de los 75 kilogramos:

“ Ahora mi principal meta es dar lo mejor para mi pueblo en la final de la Segunda Serie Nacional de Boxeo en Pinar del Río y más tarde salir victorioso en Qatar y continuar mi preparación para los Juegos Olímpicos en 2016”.

Pero Arlen es mucho más que puños y cuadriláteros. Como a cualquiera de sus contemporáneos,  le gusta la música y entiende algo de modas, afición que comparte junto a su deporte. Y esa es la imagen que nos quedó tras conocer a Arlen López un muchacho de 22 años, promesa casi cumplida de boxeo de Cuba.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + cinco =