Ariniuska, desde Brasil con el corazón en Guantánamo

Compartir...

Ariniuska Acosta Thaureaux: desde Brasil con el corazón en GuantánamoGuantánamo.- Fui profesora de Historia de la joven Ariniuska Acosta Thaureaux, en la secundaria básica del Consejo Popular de Costa Rica, municipio de El Salvador Desde esa etapa despuntó como una líder natural y ya despuntaba su futuro de convertirse en alguien importante tanto en la vida de los demás como en la suya propia.

Y fue así como en el año 2006 daba el alegrón a todos; se graduaba de médico y dos años después ya era Especialista en Medicina General Integral (MGI). La colaboración médica a otra nación hermana estaba cerca; primero a la República Bolivariana de Venezuela (2010-2012) y luego Brasil donde se encuentra desde 2014.

Ary, como le llaman sus allegados, trabaja en Guantánamo en el Policlínico con cama Rafael Teope Fonseca, Consejo Popular de Bayate, en el municipio de El Salvador desde su graduación en 2006. Con este colectivo laboral desfiló cada año hasta que el deber allende los mares tocó a sus puertas.

Desde el estado Paraná en el Municipio Ivaiporã, dialoga sobre cómo han sido los Primero de Mayo fuera de la Patria, y los recuerdos de los vividos  en la provincia de Guantánamo, la más oriental de Cuba.

Sin dilación comenta: “ Aquí el Primero de Mayo no tiene repercusión, quizás  por ser un municipio muy pequeño ellos no celebran esta fecha, solo es feriado.. Nada que ver con lo que acontece en Cuba, dice la joven doctora guantanamera.

De los desfiles en Cuba, confiesa que “tienen mucha transcendencia histórica porque los trabajadores, jóvenes y el pueblo patriota en general ponen de manifiesto que somos la Revolución y que continuamos con los mismos ideales que durante años han inspirado esta celebración, unidos con el Partido, y Raúl.

“Y por supuesto, con los ideales de nuestro Comandante en Jefe Fidel fortalecemos nuestra economía para consolidar lo que avancemos y erradicar errores e imperfecciones, afrontar las dificultades que nos impongan hasta los fenómenos naturales, y demostrar que del trabajo saldrán todas las soluciones, no para pocos, sino para el bienestar de todos los cubanos y cubanas”, agrega y con ello se despide la joven doctora Ariniuska Acosta Thaureaux


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 3 =