Analiza comisión parlamentaria cubana Plan Nacional de Desarrollo Económico Social hasta 2030

Compartir...

Hacia una planificación más flexible, menos centralizada y más participativa debe encaminarse la economía cubana, dijo Alejandro Gil Fernández, ministro de Economía y Planificación, en el análisis del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social hasta 2030, en la Comisión de Asuntos Económicos de la Asamblea Nacional, que contó con la presencia del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Durante su intervención, Gil Fernández aseguró que dicha planificación depende de un programa que, si bien cuenta con indicadores bien definidos y objetivos concretos, se actualizará sistemáticamente en dependencia del contexto nacional e internacional.

Alejandro Gil explicó detalladamente a los diputados la importancia de los sectores estratégicos para la economía cubana, los cuales representan hoy el 90 % del aumento de las exportaciones del país de cara al 2030. En cuanto a la sustitución de importaciones, aportan el 65 % del incremento total, evidenciándose en el desarrollo y dinamismo que requiere el país hacia lo interno, además de la conexión necesaria con la reducción de la dependencia de mercados externos y el aumento de la competitividad, la productividad y la eficiencia.

El Ministro de Economía y Planificación señaló que hay que incrementar la búsqueda de soluciones en la producción nacional, exportar más, priorizar los encadenamientos productivos, sustituir importaciones y, sobre todo, planificar y usar bien los recursos de que disponemos.

El Presidente Miguel Díaz-Canel insistió en valorar adecuadamente las condiciones que limitan el desarrollo económico a partir del entorno nacional e internacional, que genera tensiones y obstaculiza el cumplimiento de lo planificado.

Debemos poder «enunciar hasta dónde queremos llegar en correspondencia con lo planificado –dijo Díaz-Canel–, lo cual debe estar acompañado por los recursos financieros necesitados para los ciclos productivos y la generación de ingresos».

El mandatario mencionó la previsión realista de los financiamientos a partir de la hostilidad imperial en los momentos actuales, que no descansa en derrocar a la Revolución, buscando ahogar el desempeño económico del país.

Exhortó a diseñar planes desde la base, teniendo en cuenta todas las potencialidades de las empresas y los encadenamientos productivos, con una mayor participación de los trabajadores,  partiendo de que el principal problema del país es la falta de recursos financieros.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + 19 =