Alazanes cercados

Compartir...

Alazanes cercadosGuantánamo.- La noche de este martes 23 de enero, puede resultar decisiva en las aspiraciones del equipo de Granma de continuar el camino hacia la defensa de la corona, en la final de la 57 serie nacional de béisbol. Para ello deberán derrotar a Las Tunas en su cuartel general, el estadio Mártires de Barbados de Bayamo.

La realidad es que Los Leñadores cercaron a Los Alazanes en los dos primeros duelos efectuados, y con esa ventaja obligan a sus rivales a buscar la victoria hoy para poder sacudirse y continuar con opciones de revalidar el título, aunque la porfía se antoja muy difícil para los granmenses dada la pobre ofensiva que mostraron en su visita a Las Tunas.

Sin embargo, si la poderosa ofensiva de Los Alazanes apenas se hizo sentir, de igual manera resultó fatal el pobre desempeño de sus dos primeros abridores, pues ni Lázaro Blanco ni Ulfrido García, pudieron trabajar con mediana efectividad y por ahí se escaparon las posibilidades de triunfo.

La estirpe de equipo combativo, donde prima, además, la disciplina y la experiencia de su director, el avezado Carlos Martí, constituyen fortalezas que deben tenerse en cuenta a la hora de realizar cualquier análisis en los juegos por el título de la pelota cubana.,

Ahora bien, de nada valen esos atributos si la mecánica del equipo no funciona, por eso resultará determinante que despierten los maderos de Carlos Benítez y Alfredo Despaigne, fundamentalmente, y que los lanzadores puedan controlar a la también temible tanda de Los Leñadores.

En ese afán la carta de triunfo de Los Alazanes será el derecho, Alaín Sánchez, quien  resultó una pieza clave en el play off semifinal ante Matanzas, de ahí que las esperanzas aún se mantienen por los aficionados granmenses.

No obstante, el lanzador villaclareño, refuerzo de Los Alazanes, tendrá que mezclar muy bien sus envíos para tratar de anular la poderosa tanda de Las Tunas, pues varios peloteros están desbordados a la ofensiva en esta final, incluyendo a su mejor bateador, el receptor Yosvani Alarcón.

La tarea no será nada fácil, pero tampoco imposible para un equipo como el de Granma, que ya aprendió a batallar en situaciones adversas y deberá tratar de salir del cerco que le tejieron Los leñadores para proseguir con vida en la final de la 57 Serie nacional de béisbol.

 


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + once =