Peligra acuerdo entre gobierno y docentes argentinos

Compartir...

Guantánamo (Redacción Solvisión)  El ministro argentino de Educación, Esteban Bullrich, y los cinco gremios nacionales de docentes no encontraron anoche un entendimiento sobre un aumento salarial y prosiguen hoy las pláticas ante el peligro de un fracaso.

 

En tres rondas de conversaciones la víspera con Bullrich y el ministro del Trabajo, Jorge Triaca, los maestros y profesores lograron un consenso sobre un piso salarial de ocho mil 500 pesos (545 dólares) para los que perciben hasta ahora el sueldo mínimo.

Sin embargo, las autoridades demoran la entrega del acta con la oferta formal. Las diferencias están en que los docentes buscan mantener las negociaciones abiertas y sobre cómo la administración compensará a las provincias, informó Minuto Uno cerca de la medianoche.

Las autoridades y los sindicatos nacionales de educadores se enfrascaron el miércoles en febriles negociaciones en el Ministerio de Trabajo para cerrar el aumento salarial de 2016.

La representación sindical la componen los dirigentes de la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera), La Unión de Docentes Argentinos (UDA), la Asociación de Maestros de la Educación Técnica (AMET), la Central de Educadores de Argentina (CEA) y el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop).

Esa vital negociación cuando solo faltan cinco días para que comience el curso escolar tuvo lugar en el Ministerio del Trabajo mientras miembros de las secciones sindicales de los trabajadores estatales colmaron la Plaza de Mayo en protesta contra los despidos en la administración pública.

Los maestros y profesores son los primeros en discutir su contrato laboral del 2016, de ahí que exista gran expectativa en torno a su resultado.

Lo que se está discutiendo es elevar el 40 por ciento el piso del salario de un docente que recién se inicia de los actuales seis mil 60 pesos a ocho mil 500 (de 348 a 545 dólares) en julio para poder afrontar la disparada carestía de la vida.

Eso representa para siete provincias una suba del 40,2 por ciento, que se pagará un 25 por ciento a cargo de las provincias y un 15 lo aportará Nación por medio del Fondo de Incentivo Docente, explicó Minuto Uno.

En tanto, para el resto de las jurisdicciones el incremento es poco más del 30 por ciento, porque en la actualidad el salario de un maestro que recién se inicia está por encima de los seis mil 60 pesos.

Durante la tarde y noche del miércoles hubo tres rondas de tratativas sin que las partes llegaran a un acuerdo. Los sindicalistas esperan recibir el acta el jueves para entonces discutirla luego en asamblea y poder firmarla.

El secretario general de la UDA, Sergio Romero, explicó que la oferta hecha por Bullrich “es exactamente la misma en términos numéricos” que la realizada del 40 por ciento la semana pasada. En ese aspecto, todos los gremios están de acuerdo”.

Romero precisó que la discusión ahora está centrada en cómo se compensará a las provincias, que sólo pueden dar suba del 25 por ciento. Queremos que esto quede bien claro”, recalcó


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cinco =