Al menos 35 muertos y 180 heridos en sur de Beirut por atentado

Compartir...

Al menos 35 muertos y 180 heridos en sur de Beirut por atentado Al menos 35 personas murieron y 180 resultaron heridas hoy en el campamento de refugiados palestinos Burh El-Barajneh, en el sur de esta capital, por dos atentados suicidas con explosivos, informaron fuentes de seguridad libanesas.

 

Un portavoz del ministerio del Interior señaló que las explosiones con apenas cinco minutos de diferencia se escucharon con fuerza en esa barriada de los suburbios sur de Beirut, conocida como Dahiyeh, cuando dos hombres se inmolaron haciendo estallar explosivos en un área muy concurrida.

El secretario general de la Cruz Roja Libanesa, George Kettaneh, confirmó a la agencia oficial de noticias NNA el dato de víctimas fatales y heridos, a los últimos de los cuales se atiende a expensas del gobierno en hospitales de la ciudad por indicación del ministro de Salud Pública, Wael Abu Faour.

Mientras distintos canales de televisión aconsejan a la ciudadanía no aglomerarse a la entrada de las emergencias de los hospitales próximos a Burj El-Barajneh, el secretario general del Consejo Supremo de Rescate, mayor general Mohammed Khair, también pidió al público actuar con serenidad.

Las explosiones obligaron al presidente del parlamento, Nabih Berri, a interrumpir una polémica sesión legislativa y aplazarla para mañana, luego de solicitar un minuto de silencio “por las almas de los mártires”, como se definen en los países árabes a todo fallecido en esas circunstancias.

“Ellos (los terroristas) desean obstaculizar el progreso de El Líbano y no debemos permitir esta perturbación”, indicó el jefe del hemiciclo y líder del movimiento chiita Amal, con amplia base popular en la zona del atentado.

Por su parte, el Consejo Supremo Islámico Chiita negó la muerte en el ataque del hijo de su vicejefe, el jeque Abdul Amir Qabalan, como se había rumoreado minutos antes.

A su vez, las Fuerzas de Seguridad Interna urgieron a la población a alejarse del lugar del siniestro ante la previsión de nuevas explosiones y para permitir el trabajo de socorristas y la circulación de ambulancias.

Las fuerzas policiales libanesas cerró los accesos y acordonó Burj El-Barajneh, ubicado cerca del aeropuerto internacional de Beirut a un costado de la carretera Rasoul Aazam que une a esa terminal con el centro de la capital.

El comisionado del gobierno libanés ante el Tribuunal Militar, juez Saqr Saqr, instruyó a la policía militar y a la dirección de justicia militar del país iniciar las investigaciones preliminares para tratar de esclarecer el doble atentado, y mantener el cordón de seguridad en ese perímetro.

Varios líderes políticos del país, incluidos los exprimeros ministros Najib Mikati y Saad Hariri, expresaron su enérgica repulsa por los que definieron como “actos terroristas, injustificados y diabólicos que pretenden socavar la unidad de los libaneses en tiempos difíciles”.

También el secretariado de la coalición parlamentaria 14 de Marzo, encabezada por el partido Mustaqbal, que dirige Hariri, expresó solidaridad con las familias de las víctimas.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 1 =