Derek Chauvin al escuchar el veredicto en su contra. Foto tomada de BBC

Condena a Chauvin impulsa debate sobre brutalidad policial en EEUU

Compartir...

Derek Chauvin al escuchar el veredicto en su contra. Foto tomada de BBC

La condena a Derek Chauvin, acusado de asesinar a George Floyd, reaviva hoy la esperanza de que el presidente Joe Biden y el Congreso impulsen medidas contra la brutalidad policial y el racismo.

Tras varias semanas de juicio, el jurado emitió su veredicto la víspera en Minneapolis, después de dos días de deliberaciones y encontró al acusado culpable de tres cargos: homicidio involuntario en segundo grado, homicidio en tercer grado y homicidio en segundo grado, aunque el juez tendrá que emitir su decisión dentro de varias semanas.

Especialistas en el tema apuntan como algo hasta cierto punto esperanzador que tras este hecho siga adelante el debate sobre la Ley George Floyd de Justicia en la Policía, que está bajo discusión en el Senado federal.

En un momento profundo de la historia moderna de Estados Unidos, el jurado ofreció una medida de optimismo de que los norteamericanos de todas las razas algún día serán tratados por igual y que los oficiales de mala conducta pueden ser castigados, afirma un comentario de CNN, firmado por el analista Stephen Collinson.

El proyecto, auspiciado por los demócratas, fue aprobado a principios de marzo pasado por la Cámara de Representantes, y tiene como fin prohibir los estrangulamientos y alterar la llamada inmunidad calificada para las fuerzas del orden, lo que facilitaría el procesamiento de las denuncias de mala conducta policial.

La pieza legislativa pretende incrementar la lucha contra la discriminación racial y religiosa, prohibir el estrangulamiento de los sospechosos, facilitar el enjuiciamiento de los policías infractores y revisar la capacitación para generar confianza en las comunidades en las que ellos laboran.

Los demócratas promocionaron su deseo de aprobar una reforma integral de la justicia penal más allá de la legislación que lleva el nombre de Floyd, aunque las divisiones partidistas impidieron, de forma reiterada, que los proyectos llegaran a la Oficina Oval para la firma del mandatario de turno en los últimos años, destaca el diario The Hill.

Biden y sus aliados presionan a los republicanos del Senado para que aprueben el proyecto de ley, pero enfrentan una batalla cuesta arriba para obtener los 60 votos que les son imprescindibles en esa instancia, donde es evidente el rechazo del partido rojo.

(Fuente: Prensa Latina)


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − uno =