Guantánamo, Martí y el Primero de Mayo

Compartir...

Guantánamo, Martí y el Primero de MayoGuantánamo.- Por esas coincidencias que nos depara la historia Patria cuando este Primero de Mayo, miles de guantanameros y guantanameras desfilan en las diferentes plazas de la provincia, conmemorando el Día internacional de los trabajadores, se está cumpliendo también el aniversario 120 de la última jornada en estas tierras del Generalísimo Máximo Gómez Báez y del Delegado del Partido Revolucionario Cubano, el Mayor General José Martí, quien siempre apoyó la causa de los obreros.

En igual fecha a la de hoy, pero de 1895, parte bien temprano desde el campamento de Vuelta Corta, sitio ubicado en el actual municipio de Niceto Pérez, la tropa que acompaña a los patriotas que encabezados por Gómez y Martí, desembarca el 11 de abril por Playita de Cajobabo.

En las zonas de Filipinas, Iguanábano y Vuelta Corta, el Héroe Nacional de Cuba redacta circulares a los jefes mambises, indicando que no puede existir ningún acuerdo con las fuerzas españolas, y que no se aceptarían ni la rendición, ni la traición, ni los pactos, y muchos menos el fin de las operaciones militares. Firma Martí junto a Máximo Gómez, jefe militar supremo del Ejército Libertador la política de la Guerra Necesaria.

Contienda que para su organización e inicio contó siempre con la contribución y el apoyo incondicional de los obreros cubanos en la emigración. Martí, como pocos en el siglo XIX supo desentrañar la explotación del entonces sistema capitalista en formación, y el papel de la clase obrera en los procesos de transformación y cambios sociales.

El Apóstol de la independencia de Cuba, durante sus años de exilio en los Estados Unidos supo y recogió en extraordinarias páginas las protestas obreras, como las protagonizadas el primero de mayo de 1886 en la ciudad de Chicago.

Al estudiar su vida y obra es fácil apreciar que Martí siempre estuvo al lado de los trabajadores, de los más humildes, “…con los que había que hacer causa común”. Su pensamiento está hoy más vigente que nunca.

Con la protección militar y logística del Mayor General Pedro Agustín Pérez, José Martí, parte el día primero de mayo de 1895, desde Vuelta Corta, último campamento en esta provincia; lleva consigo la bandera que le obsequiara la esposa del jefe mambí guantanamero, la misma que lo acompañará hasta Dos Ríos, la misma que hoy, 120 años después, ondea en las plazas de toda Cuba, como muestra del respaldo de la clase obrera a la Revolución.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro − 3 =