Web Analytics /*Google Analytics Alternative */ SIUM: Como prioridad, la vida */
marketing digitalapps para android

SIUM: Como prioridad, la vida

Escrito por Granma el . Publicado en Salud

Más de medio millón de pacientes habían sido trasladados en el país, hasta el cierre del mes de julio, por el Sistema Integrado de Urgencias Médicas (SIUM), una cifra que cuando acabe el año ciertamente será superior, pues se trata de un servicio vital que no se detiene.

Una de las prioridades para el sistema nacional de salud pública en las actuales circunstancias energéticas que vive la nación ante la agresión de Estados Unidos con el bloqueo, es la garantía de los servicios de ambulancia como un componente esencial de la asistencia médica a la población.

El doctor Luis Enrique Pérez Ulloa, jefe del Departamento de Emergencia, Urgencia y Trasplante del Ministerio de Salud Pública, explicó a Granma que en este sentido se ha elevado el nivel resolutivo de los policlínicos y otros centros asistenciales de los municipios, lo que evita el traslado innecesario de pacientes a las cabeceras provinciales.

Actualmente existen en el país 74 terapias intensivas de adultos, 122 áreas intensivas municipales y 54 bases regionalizadas con un total de 926 ambulancias. Esa es la red dentro del sistema de salud que constituye el sistema integrado de urgencias médicas (SIUM), y a la cual se le garantizan los recursos para su funcionamiento, refirió el especialista.

«Se ha buscado asegurar los servicios para la atención a la urgencia y emergencia médica en todas las instituciones asistenciales, es decir, tanto los recursos humanos, que es lo más importante, como el material gastable, los  insumos y equipos…», detalló el entrevistado.

Además, precisó que el traslado en las ambulancias a aquellos pacientes que tengan criterio para este servicio será garantizado. «Hay un grupo de pacientes que pueden trasladarse en otros medios, en tanto no supone un riesgo para la vida, señaló, pero todos los que lo requieran por su cuadro clínico…, tendrán asegurado el traslado en las ambulancias».

Pérez Ulloa hizo alusión al impacto del bloqueo económico de Estados Unidos contra nuestro país en el sistema de salud, cuyos efectos también están presentes en el transporte sanitario, generando afectaciones en el coeficiente de disposición técnica de esos medios.

El Ministerio de Salud Pública tiene un programa de sostenibilidad para la atención a las ambulancias, que se intensifica para continuar el mejoramiento de este servicio.

EL RECURSO MÁS IMPORTANTE

«Quienes laboran en el sium tienen la preparación necesaria para brindar el servicio, lo que es, a su vez, un reto permanente, comentó Pérez Ulloa.

«Una de las pautas que establecemos para ingresar al nivel de la atención de urgencia y emergencia médica es que las personas estén certificadas y acreditadas en cursos de terapia intensiva, atención al grave y soporte vital hospitalario.

«Sin embargo, incluso para aquellos que pasan ese diplomado de terapia intensiva, los cursos de enfrentamiento a la urgencia –aunque sean médicos intensivistas o emergencistas–  son una cuestión fundamental como parte del programa de capacitación continua que tenemos».

Junto a la calificación del personal del servicio, el entrevistado destacó el trabajo de un grupo de conductores y paramédicos, que son de otras provincias y laboran en la capital.

«Todos los años, mediante un programa, vienen y prestan servicio. En este momento tenemos en La Habana a 81 conductores y paramédicos, que luego de un año regresarán a sus territorios. Aquí se preparan, al tiempo que apoyan el sistema integral de urgencias médicas. Son seleccionados en cada provincia, personas responsables y disciplinadas».

No obstante, según explica Pérez Ulloa, una de las prioridades, y que a su vez forma parte de acciones que el sistema ya venía implementando, lo constituye también incrementar las medidas de control sobre el funcionamiento de las ambulancias, para garantizar la calidad del servicio, el orden, la protección de los medios y el uso eficiente del combustible.

«Un aspecto relevante en ese camino es la actuación inmediata, de conjunto con otros organismos, ante los problemas y las negligencias de algunos trabajadores que, lamentablemente, todavía tienen manifestaciones de indisciplinas y de ilegalidades, si bien no son la mayoría», añadió.

Ejemplificó con un caso reciente en el cual el chofer de una ambulancia en La Habana fue sorprendido cobrando el servicio a un paciente e inmediatamente fue puesto a disposición de los órganos competentes.

«Vamos a ser implacables con aquellos que cometen una manifestación de indisciplina, tales como ilegalidades o la corrupción, lo cual está en contra de lo que merece nuestro pueblo.

«El sistema de salud pública tiene como misión garantizar la atención médica al pueblo con la mayor calidad posible y por tanto todo lo que vaya en contra de eso y que lacere ese precepto tendrá su análisis y su medida, acordes con el nivel de la indisciplina que se cometa», dijo.

«Pero nosotros, para lograr esto, necesitamos la colaboración del pueblo en el enfrentamiento, para cuando vean una irregularidad, una ilegalidad, la denuncien, y así entre todos acorralar este tipo de actitudes antisociales, que no son la conducta que quiere y necesita hoy nuestro país», enfatizó.
 

EN CONTEXTO:

  • Tal como explicó en el espacio televisivo de la Mesa Redonda y ratificó a Granma el ministro de Salud Pública, doctor José Ángel Portal Miranda, el sistema de Salud Pública mantiene su vitalidad.
  • Se garantizan los servicios de hemodiálisis para aquellas personas que requieren este método sustitutivo de la función renal. Se asegura a nivel territorial el traslado hacia las unidades de diálisis con alternativas que garanticen que no dejen de recibirlos. Hoy en el país se dializan cerca de 3 000 pacientes.
  • De igual modo se mantiene el Programa Nacional de Donaciones de Sangre para garantizar la actividad quirúrgica y otros procederes médicos. Al cierre de agosto de 2019 se habían realizado más de 273 700 donaciones de sangre en todo el país, lográndose acumular mes a mes el número de donaciones planificado y con un cumplimiento del plan por encima del 100 %.
  • Continúa como una prioridad la actividad de trasplante. En lo que va de año se han realizado en la Isla 333 trasplantes. De ellos, 148 renales, 150 de córnea, 26 de médula ósea y nueve de hígado.
  • No se detiene el curso académico en las universidades y Facultades de Ciencias Médicas. Este curso 2019-2020, la matrícula en la carrera de Medicina y las diferentes tecnologías de la salud alcanza alrededor de los 100 000 estudiantes.
  • Se mantienen vitales los servicios en los diferentes niveles del sistema, desde  la Atención Primaria de Salud hasta la secundaria y los institutos de especialidades médicas.
  • Cuba mantiene la colaboración internacional en más de 60 países y con una cifra superior a los 29 000 colaboradores.
  • Se asegura el desarrollo de la campaña antivectorial con una etapa intensiva en el mes de septiembre, que incluye pesquisa activa de casos sospechosos, la decisión de acortar los ciclos de tratamiento focal de 22 a 11 días, el saneamiento de los lugares más complejos y un ciclo intensivo de cuatro semanas de adulticida intradomiciliario y extradomiciliario en los municipios y las áreas de salud con mayores riesgos.
  • Se prioriza el aseguramiento de combustible para la distribución de medicamentos tanto en farmacias comunitarias como en las instituciones asistenciales.
  • Continúa implementándose el Programa de medicina natural y tradicional. Este año se debe llegar a los 90 millones de frascos de productos naturales de los 170 renglones existentes, y se impulsa el desarrollo de otras técnicas relativas a esta rama.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios