Web Analytics /*Google Analytics Alternative */ Rosalina: la primera guantanamera en el Consejo de Estado */
marketing digitalapps para android

Rosalina: la primera guantanamera en el Consejo de Estado

Escrito por Isaac García Cárdenas el . Publicado en Guantánamo

Rosalina Fournier Frómeta, Directora de la Empresa de Proyectos GENEDIS, de Guantánamo y Primera guantanamera Miembro del Consejo de Estado en la historiaGuantánamo.-  La arquitecta guantanamera Rosalina Fournier Frómeta resultó ser la primera guantanamera en pertenecer al Consejo de Estado y en la elección realizada el 10 de octubre de 2019, cumplimentando lo legislado por la Constitución de la República, fue reelecta, como prueba de sus méritos y valía profesional.

Para que conozcan más de esta coterránea, les ofrecemos esta entrevista redactada por el reportero Isaac García Cárdenas:

Con la seguridad que caracteriza a los profesionales competentes, ella explicaba el proyecto en el terreno, al General de Cuerpo de Ejército, Ramón Espinosa Martín, y al Ministro de la Construcción, René Mesa Villafaña. Corrían los días posteriores al paso del destructivo huracán Matthew por Maisí, mientras dábamos cobertura periodística, en un antiguo secadero de café, a lo que sería el primer emplazamiento de petrocasas en la provincia.

Hablo de Rosalina Fournier Frómeta, Directora de la Empresa de Proyectos e Ingeniería, GENEDIS, de Guantánamo, con quien comencé a tener una amistad más cercana cuando la fuerza del deber la convirtió en “mi madrina”.

La Diputada al parlamento cubano por el municipio guantanamero de Maisí sería, quiso el destino, quien primero me instruyó en la responsabilidad asignada a mí como Delegado de la Asamblea Provincial del Poder Popular, también por esa localidad.

Hemos compartido viajes y varias jornadas de trabajo. Siempre he admirado en ella su disposición a cambiar todo lo que tiene que ser cambiado.

No me sorprendió entonces la excelente noticia. Le envié un SMS desde el móvil: “Felicidades, Madrina”, le escribí.

Su respuesta: “Ay, amigo. Es un compromiso muy fuerte, pero no hay tarea, por dura que sea que la Mujer, (escribió con mayúsculas), no logre realizar. Lo haré con toda responsabilidad y entrega… Me obliga mi condición como cuadro revolucionaria y el amor a mi Cuba… a ella me debo…”

Mientras permanecía atento al transcurso de la jornada constitutiva de la Asamblea Nacional, supe que Rosalina resultó propuesta como Miembro del Consejo de Estado de la República de Cuba. Luego elegida por el voto de los Diputados a ese órgano de gobierno en su IX Legislatura.

Al ella regresar volvimos a coincidir en una viaje a Maisí que me sirvió para asaltarla con mis preguntas.

Con incalculable modestia me aseguró ser la primera Diputada guantanamera de la historia, investida como Miembro del Consejo de Estado.

Rosalina: “Los de la Comisión de Candidatura me aseguraron que Guantánamo nunca había tenido representante alguno en el Consejo de Estado…”

Periodista: Imagino cómo recibió usted la noticia.

Rosalina: ¡Qué va…! Eso ni imaginártelo puedes. El compañero Machado Ventura nos llamó al pequeño grupo, aparte del plenario… Me preguntaba para qué sería, pero nunca pude suponer que nos comunicaría, habíamos sido propuestos para el Consejo de Estado… ¡Quedé muda! Jamás me lo hubiera imaginado, sabes que es la primera vez que soy Diputada, aunque soy Delegada a la Asamblea Provincial desde el mandato anterior… Con los nervios a flor de piel, apenas podía contestar su pregunta: - “¿Acepta usted tal proposición?”, nos indagó a uno por uno…Fue una mezcla de sentimientos tan emotiva, que apenas la puedo describir… Susto, sorpresa, orgullo, compromiso… lágrimas de alegría… porque nunca he trabajado para ser merecedora de la elevada responsabilidad.

Periodista: Quizás por eso es que se lo merece…

Rosalina: “En la Asamblea Nacional hay muchos compañeros y compañeras valiosísimos… Nunca soñé con sentarme en ese puesto. Antes de partir para la plenaria los guantanameros acordamos dejar los teléfonos móviles en el lugar de hospedaje… Cuando llegué vi muchos mensajes de felicitaciones… Comencé a responderlos… Mi mamá me llamó emocionadísima y temí que ello pudiera hacerle daño… - “Mami, lo único que he hecho es aplicar las enseñanzas que tú y el viejo me inculcaron”, le dije… Llamé a mi hermano para que la acompañara… Mis padres son de La Lima, en Realengo 18, de origen campesino. Yo nací el 29 de julio de 1965, y me crié, en Máximo Gómez entre 4 y 5 Norte, de la ciudad de Guantánamo…  Mami apenas alcanzó el 5to grado, pero estudió corte y costura en la Brigada Ana Betancourt… con ese oficio nos mantuvo a los hermanos… Papi se hizo laboratorista mientras trabajaba limpiando zapatos…”

Vi en su rostro lágrimas y me detuve en la entrevista… Después ella continuó.

Rosalina: “Perdimos al viejo hace unos años… (Pausa)....  Por el ejemplo de mis progenitores, estudié Arquitectura y me gradué en la Universidad de Santiago de Cuba, en 1988. Desde entonces comencé a trabajar en la Empresa de Proyectos GÉNEDIS, de la cual soy Directora General, desde hace una década… Eso inculco a mis dos hijas… Una estudia Medicina… Cuando leímos las biografías de los nominados aprecié que somos muchos los humildes, tanto el Consejo de Estado como la Asamblea Nacional… de todos los sectores sociales, provincias, campesinos, deportistas, jóvenes, más experimentados… Alexis, el otro Diputado guantanamero por Maisí, es campesino… Yipsi Moreno, deportista, el Dr. Berlanga, científico, en fin… A la gente hay que hablarle todo el tiempo de la naturaleza y composición de su parlamento…  Otro tema significativo es que ninguna propuesta fue improvisada, Raúl lo aclaró en su discurso… Son sobrados los méritos y valores de los que integran la dirección del país… Por eso es continuidad…”

Periodista: Rosalina, ahora tiene que multiplicar su tiempo…

Rosalina: - “Desde hace algunos años intentamos ganarle tiempo al tiempo. Ahora lo haré con más denuedo, sobre todo, preparándome y perfeccionándome, profundizando más en temas acuciantes de la sociedad, tendré que dormir menos, pero la tarea la cumpliré con toda responsabilidad. Tengo que seguir demostrando que las mujeres no defraudaremos la confianza que la Revolución, la dirección del Partido y del país han depositado en nosotras. Somos muchas como yo en el parlamento nacional. Nos lo hemos ganado, sí, pero nuestra misión es seguir ganándonos derechos y afianzando los ganados. Para eso las mujeres cubanas hoy tenemos muchos ejemplos de otras mujeres que históricamente han enaltecido nuestra dignidad. Por eso nuestro compromiso es cumplir con honra la misión encomendada.

La noté emocionada, comprometida, segura de sus palabras, como siempre,  y me convencí más de que lo dulce y tierno de la parte inicial de su nombre, (Rosa), compuesto por la final (Lina) es una mezcla de sencillez, ternura y fuerza, la cual solo pueden tener mujeres que como ella libran cada vez más combates.

 

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios