Web Analytics /*Google Analytics Alternative */ Trasladarán a Mausoleo del Mambisado restos de otros patriotas guantanameros */
marketing digitalapps para android

Trasladarán a Mausoleo del Mambisado restos de otros patriotas guantanameros

Escrito por Pablo Soroa Fernandez el . Publicado en Guantánamo

La estrategia conmemorativa por el Aniversario 125 del levantamiento de La Confianza, con el cual se reanudó el 24 de febrero de 1895 la Guerra contra el colonialismo español, incluye el traslado hasta el Mausoleo del Mambisado, de los restos mortales de otros guantanameros integrantes del Ejército Libertador.

José Sánchez Guerra, Historiador de la ciudad de Guantánamo, precisó que entre ellos figuran los de los capitanes Rafael A. Rodríguez Calderín, José Segundo Simonó Magret y José María Guerra Téllez, fallecidos en 1966, 1946 y 1922, respectivamente.

Durante la solemne actividad, también se trasladará hasta el Mausoleo (inaugurado el 24 de febrero de 1995, en áreas donde tuvo lugar el alzamiento), el cadáver del comandante Jesús Pérez y Pérez, quien, con quince años de edad, fue ayudante de de su abuelo, el Mayor General Pedro Agustín Pérez, encargado por José Martí de promover las acciones de la Guerra Necesaria en el Alto Oriente.

Al primer sublevado de Oriente y único guantanamero que alcanzó el supremo grado del Ejército Libertador se rendirán en ocasión de la efeméride honores patrióticos y militares, junto a sus compatriotas caídos por la Independencia de Cuba, y cuyos sagrados despojos yacen en los 42 nichos de ese lugar sagrado de la Patria.

Entre los que elevarán la cifra de depósitos mortales figura los del sargento mambí Lino de las Mercedes Álvarez (1877-1954), inhumado en el cementerio de San Fernando, en el Realengo 18 (municipio de El Salvador), con cuyos familiares, aseguró Sánchez Guerra y las autoridades municipales, se tramita la autorización para enriquecer el acervo histórico de La Confianza.

En esas montañas, teatro de operaciones del II Frente Oriental Frank País, Lino, al frente de los campesinos reivindicadores de sus tierras, obligó al gobierno Caffery-Batista-Mendieta, a firmar el Pacto de La Lima y a ceder a la petición de los sublevados: la posesión de la tierra.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios