Web Analytics /*Google Analytics Alternative */ En sus marcas, listos..., llegó el nuevo curso escolar */
marketing digitalapps para android

En sus marcas, listos..., llegó el nuevo curso escolar

Escrito por Raisa Martin Lobo el . Publicado en Guantánamo

Guantánamo.- Este tres  de septiembre Cuba se convierte en una gran escuela, comienza el nuevo curso escolar y con ello, la vida cambia. Desde muy  temprano, desde una punta a la otra de este verde caimán, las calles fueron tomadas  por los estudiantes de todas las enseñanzas. Cerca de dos millones de niños, adolescentes y jóvenes cubanos se dan cita con el conocimiento.

La alegría envuelve a todos los estudiantes.  Van  hacia sus escuelas con sus mochilas cargadas de sueños para enfrentar metas superiores. Hay risas, llantos, canciones, hay mucho por aprender en la escuela, lugar donde  se afianza el verdadero significado de la amistad, la solidaridad y la confianza.

El inicio de curso es un suceso importante para los estudiantes, incluso para quienes ya han dejado las aulas.  Este encuentro tras disfrutar de merecidas vacaciones, deviene gratas emociones, pero lo esencial es que siempre nos quedamos con el recuerdo de las palabras de bienvenida, el saludo al nuevo compañero y sobre todo, los recuerdos…

Al parecer son sencillas memorias. Sin embargo, es un importante momento que perdurarán en el tiempo por el significado que tiene para cada escolar el reencuentro con los amigos, los profesores, la añoranza por los pasillos de la escuela, las primeras ilusiones amorosas, o simplemente las travesuras de un compañero siempre tan especial.

Dicen que recordar es volver a vivir, por eso junto a los preparativos de mi hijo en su primer día de clases, recordé mi etapa estudiantil. Entonces rememoro los amplios pasillos de la secundaria y el preuniversitario, el olor a tierra mojada de los campos que rodeaban mi escuela, así como las risas en los dormitorios a la hora del descanso donde además, compartimos tantos y tantos momentos.

Este lunes comienzan las clases y las nuevas generaciones recibirán el mejor regalo que se puede dar a un ser humano: la educación. Por ello no cabe dudas de que como dijera nuestro José Martí, educar, es “depositar en cada hombre toda la obra humana que le ha antecedido, es hacer a cada hombre resumen del mundo viviente hasta el día que vive… es prepararlo para la vida”.

 

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios