Web Analytics /*Google Analytics Alternative */ Pinar y Artemisa pierden el carro */
marketing digitalapps para android

Pinar y Artemisa pierden el carro

Escrito por Granma el . Publicado en Deportes

Guantánamo (Redacción Solvisión) A inicios de la décima subserie de la 57 Serie Nacional de Béisbol, la tenencia de las dos victorias de Pinar del Río frente a Industriales y con Erlis Casanova en el último desafío, entusiasmaba a los parciales vueltabajeros por la posibilidad de barrer a los Leones y recortar diferencias en la lucha por el cuarto cupo a la postemporada.

Sin embargo, los Azules se repusieron de esas dos derrotas y desbancaron a los Vegueros este domingo, con jornada de gala del granmense Yordanis Samón, quien remolcó siete anotaciones y logró un hecho poco común en el béisbol: la escalera.

El toletero pegó jit, doble, triple y jonrón, este último con bases llenas, y contribuyó a la paliza de los capitalinos, que conectaron 20 imparables y anotaron 16 carreras, 14 de ellas en las dos entradas de cierre frente al endeble pitcheo de relevo de la provincia más occidental.

También resaltaron por Industriales Jorge Tartabull y Orlando Acebey, ubicados al tope de la alineación. Ellos se han mantenido con el bate caliente en todo momento, incluso, en los días más negros en sentido general de la ofensiva de los Leones. Este domingo pegaron seis cohetes, anotaron también en seis oportunidades y el espirituano impulsó tres para la goma.

A pesar de que permitieron solo tres carreras, el pitcheo capitalino pasó nuevamente un calvario y hasta ocho serpentineros se encaramaron en el box del Capitán San Luis, donde regalaron cuatro boletos y propinaron tres pelotazos. No obstante, supieron meter el brazo en situaciones de peligro y dejaron a 12 pinareños flotando en los senderos.

La derrota alejó a los Vegueros a 4.5 rayas de los Alazanes de Granma, ocupantes del cuarto escaño, quienes vencieron in extremis a los líderes tuneros, víctimas en cuatro ocasiones de los actuales monarcas en la segunda ronda.

En otro partido tenso definido en las postrimerías y por margen de una carrera (los tres choques del compromiso se decidieron por la mínima), los pupilos de Carlos Martí aprovecharon el descontrol del relevista Yosbel Alarcón, quien, en el noveno, con ventaja de 5-4, regaló tres boletos, propinó un pelotazo y cometió un wild pitch, suficiente para que los Alazanes dieran la vuelta al marcador.

El relevista de los Leñadores se vio muy desconcentrado, casi sin tomarse tiempo entre lanzamiento y lanzamiento, y en ocasiones sin intercambiar señas con su receptor. Al parecer, Alarcón quería dar a los árbitros la impresión de que se equivocaron el día anterior, cuando lo sancionaron con balk por demora innecesaria en la lomita. Sin embargo, este trabajo apurado no le dio resultados.

Las Tunas controló el pleito con diferencia de tres hasta el octavo, en gran medida por el bateo oportuno de Yunior Paumier (tres remolques), Rafael Viñales y Yosvany Alarcón, ambos con par de anotadas y una impulsada. Pero el bateo de largo metraje de los Alazanes hizo acto de presencia y redujeron la distancia por tres jonrones de Guillermo Avilés, Carlos Benítez y Geydi Soler.

Ya en el noveno no necesitaron dar ni siquiera un jit para tomar la delantera y dejar al campo a los Leñadores, resultado que los coloca bien cómodos en la última rampa de lanzamiento de cara a los play off, instancia de la cual se han distanciado mucho los artemiseños.

Sin rastros del sólido pitcheo que los encumbró en la primera ronda, los Cazadores han retrocedido muchísimo, lastrados también por su pésima defensa (45 errores en 28 duelos, promedio de 958), la peor de la segunda fase.

Este domingo añadieron cuatro marfiladas en su pleito con los Cocodrilos matanceros y cerraron dicha subserie con siete fallos, muy costosos, por cierto, al punto de que los lanzadores permitieron la impresionante cantidad de ¡20 carreras sucias! entre los tres desafíos.

Los yumurinos no dejaron escapar la oportunidad y concentraron su gasto ofensivo en el cuarto y el séptimo episodio, con 12 anotaciones de conjunto. Osvaldo Vázquez, Jefferson Delgado y Eduardo Blanco remolcaron siete, mientras Dachel Duquesne se apuntaba su sexto triunfo en siete salidas con el uniforme matancero.

Del cierre se encargó el zurdo agramontino Dariel Góngora, quien se enfrentó a 14 bateadores en un relavo largo de cuatro capítulos y solo le pegaron un jit, jonrón de Denis Laza.

En el partido fueron expulsados siete miembros de los Cazadores, informó la Dirección Nacional (DNB) en su habitual resumen de la jornada. En un primer momento Yosvani Peñalver, Jorge Alomá y el entrenador Armando Balaguer caminaron a las duchas tras protestar un conteo del árbitro Luis Daniel del Risco.

Después, según versa el reporte de la DNB, Artemisa fue a la defensa, y el lanzador Israel Sánchez y el receptor José C. Padrón conversaron antes del primer pitcheo; cuando este se produjo, el máscara artemiseño «se quitó para que la bola golpeara al árbitro, quien recibió un pelotazo». Tras el incidente, tanto fueron expulsados el serpentinero, el cátcher y el mentor artemiseño Danny Valdespino.

 

 

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios