Web Analytics /*Google Analytics Alternative */ Una Universidad Abierta a las presiones yanquis */
marketing digitalapps para android

Una Universidad Abierta a las presiones yanquis

Escrito por Singh Castillo el . Publicado en Singh Castillo

Una Universidad Abierta a las presiones yanquisGuantánamo.- La vergonzosa situación se hizo pública cuando en abril un estudiante cubano se postuló para un doctorado en una de las mayores instituciones educativas del Reino Unido. La Open University lo rechazó argumentando que su proceso de admisión opera según una lista de “países restringidos”. Evidentemente Cuba aparece en esa “lista negra”.

La universidad que se denomina “abierta” afirmó que la decisión la adoptó temerosa de ser multada por el Departamento del Tesoro, el de Estados Unidos, no por el HM Treasury (Her Majesty´s Treasury, el Tesoro de su Majestad, en español), el que dicta la política fiscal y financiera a la que supuestamente se subordinan las personas naturales y jurídicas británicas.

No estamos hablando de una institución cualquiera. La Universidad Abierta del Reino Unido (Open University, OU) es una universidad pública, es decir del estado británico, que imparte cursos a distancia. En 2005 ocupó el primer lugar en satisfacción global en la primera encuesta nacional entre universitarios, realizada en Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte.

La no aceptación de estudiantes cubanos, residentes o no en la Isla, reveló una faceta poco publicitada del alcance extraterritorial de las leyes del bloqueo yanqui y su impacto en Cuba.

En septiembre del pasado año el canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla, sobre las afectaciones históricas del asedio, detalló: “Los daños acumulados en estas casi seis décadas alcanzan no menos que 753 mil millones de dólares, calculados al valor del oro, teniendo en cuenta su actual devaluación. A precios corrientes, la cifra equivale unos 125 mil millones “. (1)

A la Educación cubana la afecta limitando la exportación de servicios a otras naciones, los altos costos por la compra y traslado de material y equipamiento escolar desde mercados lejanos, y reduciendo la adquisición, canje y donación de textos, artículos científicos y documentos educativos por las restricciones a editoriales e instituciones en terceros países.

El de la OU es el primer caso que involucra a una institución educativa del Reino Unido en la aplicación extraterritorial del bloqueo, aunque no es la primera vez que sucede en esa nación.

Un reporte del sitio digital Cubadebate recordó que en 2007 la cadena Hilton intentó prohibir a los nacionales cubanos hospedarse en sus hoteles en el Reino Unidos, usando las mismas razones. Hilton tuvo que desistir por las fuertes críticas que recibió de la Campaña de Solidaridad con Cuba en ese país, con el apoyo de sindicatos y parlamentarios.

La CSC volvió a reaccionar con vigor e impulsa una campaña para exigir a la OU eliminar la prohibición referente a los estudiantes cubanos, señalando que la política seguida por la institución viola de forma flagrante la Equality Act (Ley de Igualdad), de 2010, que rechaza todo tipo de discriminación y establece igualdad de oportunidades para las personas.

Las críticas señalan que la universidad se abre a las presiones yanquis y las antepone a su deber de cumplir las leyes nacionales como institución que es del estado británico.

La institución radicada en la ciudad de Milton Keynes también contraviene a la The Protection of Trading Interests Act (Ley de protección de intereses comerciales), aprobada en 1980 por el Parlamento británico para contrarrestar las pretensiones norteamericanas de jurisdicción extraterritorial del bloqueo a Cuba.

Por la legislación, la OU puede ser penalizada por la Secretaría de Estado para el Comercio y la Industria del Reino Unido por acatar el cumplimiento de las leyes de un estado extranjero que dañan los intereses comerciales británicos.

Además con esa política discriminatoria  se burla de los Memorandos de entendimientos entre Cuba y Reino Unidos en el campo de la Educación.

Uno destinado a fortalecer los vínculos entre las universidades de ambos países, fue firmado en La Habana en 2016, en ocasión de la visita de Phillip Hammond, entonces Ministro de Relaciones Exteriores y del Commonwealth, y otro, dirigido al fortalecimiento de la cooperación en la Educación Superior, fue rubricado este propio año durante la visita oficial de Sir Alan Duncan, Ministro de Estado del Ministerio de Relaciones Exteriores y de la Mancomunidad de Naciones para Europa y las Américas.

La Campaña de Solidaridad con Cuba considera que es inaceptable que una universidad británica prohíba admitir a estudiantes basándose en su nacionalidad, con lo cual contribuye a castigar al pueblo cubano y atenta contra la soberanía de la ley británica. Por tal razón, la CSC reclama al gobierno de Theresa May intervenir en el asunto.

Parece un caso de poca monta, pero no. Pondrá a prueba si el Número 10 de Downing Street mantiene en el ámbito doméstico su postura internacional de rechazo al bloqueo, refrendada con su reiterado apoyo en la Asamblea General de la ONU a la resolución cubana que exige eliminar el bloqueo norteamericano.

El año pasado hasta la administración Obama se abstuvo de emitir el voto negativo de ocasiones anteriores. En el debate la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Samantha Power, afirmó que el proyecto propuesto era un ejemplo de por qué la política de su país de aislar a Cuba no funcionaba y cómo esta socavaba los objetivos que se proponía.

Lamentablemente, el bloqueo sigue y la Open University demuestra que está abierta de patas a las presiones yanquis.

 

 

Fuente:

 

  • Declaraciones a la prensa de Bruno Rodríguez Parrilla Ministro de Relaciones Exteriores, Cubadebate 9 de septiembre de 2016.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios