Web Analytics /*Google Analytics Alternative */ El nombre para el puente */
marketing digitalapps para android

El nombre para el puente

Escrito por Singh Castillo el . Publicado en Singh Castillo

Guantánamo.- Bautizar con nombres de personas a los puentes no es costumbre en Cuba. Más bien son identificados por el toponímico del obstáculo que salvan sea un río o un cañón, como el de Bacunayagua, que enlaza a Matanzas y Mayabeque, o uno relacionado con la localidad en donde está ubicado, como el de La Concordia, que une a los barrios de Versalles y Matanzas.

Propongo aplicar la excepción de la regla: sugerir el nombre a un puente que incluso está en ejecución, para oficializarlo cuando sea concluido.

El  que se construye sobre el Toa, en las cercanías de la ciudad oriental de Baracoa, crece a ojos vista gracias al intenso esfuerzo de integrantes de la Brigada Internacional Cívico-Militar de Rescate y Asistencia Humanitaria Simón Bolívar, de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana de Venezuela, con el apoyo de empresas constructoras cubanas.

Sustituirá a uno derribado por el río más caudaloso de la Isla, crecido por las fuertes lluvias del huracán Matthew, en la madrugada del 5 de octubre de 2016. Al amanecer de ese día, en un vuelo de reconocimiento de un helicóptero Mi-17, de la Fuerza Aérea Revolucionaria,  vimos estupefactos lo que era un rumor hasta ese momento.

Como alternativa para restablecer el paso entre Baracoa y Moa se inició casi de inmediato la construcción de una carretera serrana para aprovechar un puente bajo construido en la década de los 80 del pasado siglo que cruza el Toa en una zona conocida como Neblina. Reconstruir el viaducto destruido parecía entonces una cuestión de años.

Pese a la caída de la renta petrolera y una brutal guerra económica, el Gobierno bolivariano respondió enviando maquinaria y materiales de construcción para los damnificados. Inesperada y por lo tanto más admirable fue la oferta de proyectar y construir el puente sobre el Toa, en poco más de 14 meses, tomando como referencia el día del colapso del anterior, considerado hasta ese momento una de las siete maravillas de la ingeniería civil en Guantánamo.

En marzo ya estaban en Baracoa los primeros especialistas venezolanos acopiando los recursos enviados e iniciaron la obra en abril. El nuevo tendrá 225 metros de largo, 11 de ancho y su altura de 10,79 lo hace unos 4 metros más elevado que el precedente.

En las dos últimas semanas, el avance físico del viaducto pasó del 25 al 38% por la conclusión del tercer pilar y la construcción del terraplén de acceso para edificar en el lecho el segundo pilar, así como de la plataforma de trabajo del cuarto. En la margen derecha del Toa están terminados el estribo más cercano a Baracoa y el primer pilar.

Antes del 15 de agosto, en la margen izquierda, estarán terminados el segundo estribo y los pilares  2 y 4, para ese día iniciar el izado de las primeras vigas de la estructura metálica, en coincidencia con el aniversario 506 de la fundación de la Ciudad Primada de Cuba.

Los 53 ejecutores son un ejemplo de dedicación y entrega al cumplimiento de la misión encomendada por el presidente Maduro. Desde el amanecer y hasta bien entrada la noche, con iluminación artificial, laboran sin casi descansar, con envidiables disciplina y organización del trabajo. Un ejemplo que bien vale imitar en Cuba, en donde son habituales los retrasos notables en las construcciones, no importan sus dimensiones.

La mirada de los venezolanos está puesta en el 22 de diciembre, fecha en que se prevé finalizar la pasarela para reabrir el tránsito por allí de la carretera que une a Baracoa con la vecina localidad de Moa, en Holguín.

Será el momento de bautizarlo. La obra sintetiza la ayuda solidaria, inmediata, incondicional,  del Gobierno bolivariano a la nación caribeña, tras la devastación causada por el huracán Matthew en los municipios de Baracoa, Maisí, Imías, San Antonio del Sur y Yateras, en donde sufrieron daños 42 338 viviendas, de ellas 8413 de forma total.

Mi primera opción no es la propuesta definitiva. Sin embargo, es enorme el mérito de la persona cuyo nombre inicialmente valoré merecía tener el puente del Toa.

Simón Bolívar es considerado, por sus acciones e ideas, el Hombre de América y figura universal venerada en los países latinoamericanos en los que concretó la independencia de España, como las actuales Venezuela, Ecuador, Colombia y Panamá. Consolidó la del Perú y Bolivia, con las victorias en las batallas de Junín y Ayacucho.

Él se autodenominó “el hombre de las dificultades”, por los frecuentes problemas que afrontó para llevar adelante sus planes.

Así intentó preparar una expedición para independizar a Cuba y Puerto Rico. El proyecto generó la animosa oposición en los grupos de poder norteamericanos, porque afectaría los intereses hegemónicos de Estados Unidos. Washington influyó para que fuera rechazado en 1826 por el Congreso Anfictiónico de Panamá, convocado por Bolívar, y en años posteriores.

Sin dudas, el nombre de Simón Bolívar bien puede enorgullecer a cualquier obra que exprese de forma concreta “su ideario geopolítico, conservacionista, de igualación social y de soberanía económica y financiera que conserva imperecedera vigencias”, al decir del escritor, historiador, ensayista y dramaturgo venezolano Luis Britto García.

Respecto a Cuba, el Libertador solo pudo ceder ante su mejor discípulo, nacido en cuna humilde el 28 de julio de 1954, en Sabaneta de Barinas, en los llanos de Venezuela. Con el tiempo, el 17 de diciembre de 1982, aniversario de la muerte de Bolívar, bajo el Samán de Güere, que según la tradición era el mítico árbol bajo cuya fronda acampó el gran patriota, el joven oficial juró reformar el Ejército e iniciar una lucha para construir una nueva República.

Presidente de Venezuela desde diciembre de 1998, refundó la nación siguiendo las ideas de Bolívar, hizo de Venezuela impulsor de la integración de Latinoamérica y el Caribe, priorizando la relación entre las naciones adscritas a la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos o ALBA-TCP, en pide igualdad y basándose en el diálogo subregional, abriendo campos de alianzas estratégicas entre sus miembros.

Bajo su mandato presidencial, Venezuela pasó de ser un actor regional, tutelado por Estados Unidos, a ser un actor global de la política mundial, apostando por el multipolarismo y con un claro acento anti-imperialista.

Después de conocer la noticia de su prematura muerte, el 5 de marzo de 2013, el líder histórico de la Revolución cubana Fidel Castro escribió en una de sus Reflexiones que “falleció el mejor amigo que tuvo el pueblo cubano a lo largo de su historia”. Es mucho decir tras décadas de respaldo de la extinta Unión Soviética a la Isla digna e independiente

Cuba fue el primer país que lo recibió, con los honores de un Jefe de Estado, en diciembre de 1994, tras su salida de la cárcel por el sobreseimiento de la causa establecida por la fallida acción militar del 4 de febrero de 1992, en contra del desacreditado gobierno de Carlos Andrés Pérez.

Desde ese momento entre ambos revolucionarios se estableció una relación personal muy estrecha, basada en compartir los mismos ideales de justicia y de apoyo a los explotados. Cuba fue un bastión de repudio y condena que contribuyó que contribuyó al fracaso del Golpe de Estado en 2002 y el paro petrolero el año siguiente.

Otro argumento para que el nuevo puente sobre el Toa lleve su nombre para orgullo de los cubanos, no solo de los guantanameros, es la propia Brigada Internacional Cívico-Militar de Rescate y Asistencia Humanitaria que lo construye.

Aunque lleva el nombre de Simón Bolívar, existe desde 2004 como expresión tangible, a escala internacional, de la prometida reforma del Ejército hasta convertirlo en las fuerzas armadas de ideario bolivariano. La labor de rescate y asistencia humanitaria se subordina al concepto de integración latinoamericana, anticapitalista y anti-imperialista que él promovió.

El nombre para el puente: Hugo Rafael Chávez Frías.

 

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios