Web Analytics /*Google Analytics Alternative */ Félix B. Caignet: padre de la novela radial */
marketing digitalapps para android

Félix B. Caignet: padre de la novela radial

Escrito por Raisa Martín Lobo el . Publicado en Raisa Martín

Guantánamo.- El derecho de nacer,  fue una novela radial que marcaría récord de audiencia en Cuba, pues reflejó una sociedad llena de prejuicios y contradicciones. Su autor, Félix Benjamín Caignet Salomón, fallecido el 25 de mayo de 1976, colocó a la Isla caribeña y a Latinoamérica en un sitio cimero en cuanto a la narrativa a través de las ondas sonoras.

El mulato de origen franco-haitiano, Félix B. Caignet, nació el 31 de marzo de 1892, en San Luis, Santiago de Cuba y su  infancia transcurrió entre haciendas y cafetales. De forma empírica se nutre de las artes, las letras y la magia de personajes pintorescos que le contaban historias de sus antepasados.

Caignet fue escritor, autor musical, pintor autodidacta y periodista. Durante su prolífera vida escribió unas 200 comedias y sobre 300 obras musicales. También cultivó sones, boleros, guarachas, guajiras y música infantil, sin embargo,  gran parte de su legado lo  alcanzó en las puestas radiales. Fue el creador de la radiocomedia infantil, del primer serial dramático y policíaco de América Latina y dio vida al narrador radial.

Corría el año 1948 y la fama llegó a la vida de Félix B. Caignet. Aparecía el suceso dramático radial más importante de la década:  se comenzaba a escuchar “El derecho de nacer”;  transmitida a partir del 1ro de abril del mismo año por las ondas de CMQ,  y a la postre,  llevada al cine y a la televisión en disímiles ocasiones por afamadas productoras.

La radionovela es una historia de amor, donde la trama no se concentra en la pareja protagónica, sino en el fruto de esa pasión surgida fuera del matrimonio. El derecho de nacer, es un alegato a la vida donde se muestra una actitud segura y humana que acaba con los prejuicios sociales de la época y la doble moral de las apariencias. Es un canto a la maternidad que debe ser escuchado por las madres y mujeres del mundo.

De sus manos emergieron joyas de la cancionística como Te Odio, Mentira, Carabalí, Montañas de Oriente, Quiero Besarte, Frutas del Caney  y “El ratoncito Miguel”. Otras radionovelas que escribió lo fueron: Peor que las víboras, Ángeles de la calle, Pobre juventud,  La madre de todos, Amistad con H y Pero nació.

Fue Félix B. Caignet, una figura relevante en la historia de la radio cubana,  un genuino creador de la dramaturgia radial. Sin dudas, el “Padre de la Novela Radial.

 

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios