Google Analytics Alternative Mi orgullo de ser guantanamera

Mi orgullo de ser guantanamera

Escrito por Raisa Martín Lobo el . Publicado en Raisa Martín

Guantánamo.- He estado fuera de mi natal Guantánamo en múltiples ocasiones y cuando visito a los colegas y amigos me dicen: llegó la guajira a quienes  respondo que sí, que soy guajira guantanamera y bien, pues no escapo del cantadito del oriental y hasta esto me enorgullece.

Para algunos,  vivo en lo último de la Isla, sin embargo, esto depende del prisma conque se mire. Vivo en el lugar que primero sale el Sol en Cuba y eso tiene su encanto. Mi tierra es de gente que viste de nobleza y de atenciones, de humildad, de cariño, de sabiduría...

Guantánamo es una tierra que viste gustosa el color de los campos cubanos en toda su magnitud y está dotada de hombres que narran hasta las historias más tristes con la alegría que nos caracteriza al guantanamero, capaz de quitarse lo suyo para brindártelo, su comida, su casa, su cama si es preciso y todo eso porque somos geniales, esa es la palabra.

Haber nacido y vivir en esta ciudad, me llena de orgullo y donde quiera lo digo, sin que me quede nada por dentro: Soy guantanamera. Porto la dureza y la inocencia de las nuestras guajiras, la bondad de gente, la naturaleza de los jóvenes, y también, la sorprendente experiencia de quienes peinan canas.
 

Sentirnos guantanameros, nos hace levantarnos cada día ante los reveses. Es aseverar que el apellido solidaridad se nos hizo grande ante las adversidades y esto, sin dudas, es un motivo para vivir como viejos enamorados de nuestras calles, de las esquinas, de los  parques y también de nuestros pequeños rincones.

El amor de los guantanameros hacia su tierra va más allá del aburrimiento que puede emanar vivir en una provincia del interior del país. Es un amor que va más allá del verde que apreciamos desde lo alto del faro Concha en la Punta de Maisí, pero que es, sin dudas, la naricita del caimán que semeja nuestra pequeña isla y un sorprendente sitio donde la naturaleza se exhibe tal cual, en su plena desnudez.

Por eso, estoy tan orgullosa de ser guantanamera y sobre todo, por  vivir en la tierra más hermosa que ojos humanos han visto.

 

 

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios