Google Analytics Alternative Los niños en Cuba: el tesoro más valioso
marketing digitalapps para android

Los niños en Cuba: el tesoro más valioso

Escrito por Raisa Martín Lobo el . Publicado en Raisa Martín

Dia Internacional de la InfanciaGuantánamo.- El Día internacional de la Infancia tuvo su génesis en 1956, cuando la Asamblea General de Naciones Unidas recomendó que se instituyera en todos los países un día para consagrarlo a la fraternidad y a la comprensión entre los niños y las niñas del mundo.

Cuba comenzó a celebrarlo a partir del año 1963 cada 1ro  de junio,  con la alegría de saber que los niños y niñas constituyen el tesoro más preciado. Por tanto, hoy es un día para que  los familiares junto a los niños, canten  al amor, la paz, la esperanza, el futuro, los sueños y al respeto por los derechos de la infancia para lograr un mundo mejor.

Los niños en Cuba reciben una esmerada atención desde el comienzo del embarazo de la madre, con un seguimiento obstétrico-ginecológico de alta calidad, y eso es garantía de un nacimiento satisfactorio. Además, existen los Códigos de la Familia, del Trabajo y de la Niñez y la Juventud, dedicados a garantizar la estabilidad, progreso, protección y participación de la población más joven.

Es importante valorar que los pequeños en nuestro país, viven un mundo donde predomina la belleza y la armonía. Por lo tanto, en esta pequeña isla, tienen  el pleno derecho a vivir, a desarrollarse y a alcanzar su máximo potencial en la vida, sin importar la raza, religión, procedencia social o los ideales de sus padres.

Tener una atención médica gratuita que incluye la aplicación de vacunas para inmunizar a los pequeños contra trece enfermedades es también prioridad para los menores en este país que lucha  por mantener sus  conquistas sociales. También lo es, gozar de una educación gratuita en todos los niveles de enseñanza, incluyendo la educación especial.

 A ello se suma el expresarse libremente en foros y congresos, hechos alejados completamente de la prostitución infantil, la mendicidad y otros actos de violencia tan comunes en otras sociedades donde impera la economía de mercado. 

Y esta es una poderosa razón para que ni las crisis globales, ni el bloqueo que el gobierno de los Estados Unidos impone a nuestro país, puedan borrar la sonrisa de nuestros niños y niñas. No es casual que de los más de 600 millones de niños pobres e indefensos que hay en el mundo, ninguno sea cubano.

Cuba es el mejor ejemplo de que, a pesar de la falta de recursos económicos, se puede proteger a la infancia si existe una apuesta decidida para atender a sus necesidades básicas.  Por ello, hagamos de este día un significativo momento para saber valorar a quienes significan para nosotros los cubanos,  el tesoro más valioso.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios