Web Analytics /*Google Analytics Alternative */ El Che ilumina */
marketing digitalapps para android

El Che ilumina

Escrito por Oreste Rios el . Publicado en Oreste Ríos

El Che iluminaGuantánamo.- Si un hombre en la historia de Cuba supo predicar con el ejemplo y actuar según su pensamiento, ese fue Ernesto “Che” Guevara, el Guerrillero de América, el ser humano que entregó su vida por la casusa noble y justa de los pueblos.

Son tantas las virtudes del hombre nacido en Rosario, Argentina, que es imposible escribir sobre él y no mencionarlas. Entre ellas resaltan su sencillez, su carácter indomable ante las dificultades, su ejemplo que irradia e ilumina el horizonte.

Por su participación destacada en la lucha de liberación en Cuba, tanto en los preparativos de la expedición del yate Granma, como su andar por la Sierra Maestra, y después por su labor como dirigente de la Revolución, se ganó el cariño y el respeto del pueblo cubano, y de muchos hombres y mujeres en diferentes partes del mundo.

Más allá del  gran prestigio alcanzado, el Che continuo desenvolviendo su vida con gran hidalguía, y en varias ocasiones expuso consideraciones que ponen de manifiesto los principios sobre los que llevó adelante su quehacer.

También el Guerrillero Heroico destacó, con hechos más que con palabras, que la cualidad más linda de un revolucionario reside en sentir en lo más hondo “cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo.”

En el transcurso de su breve pero fecunda existencia, vivió  sólo 39 años, el Che alcanzó un lugar en la historia al convertirse en un héroe, en todo un símbolo, aunque ese no fue su propósito porque en todo momento tuvo como premisa esencial el cumplimiento del deber que le caracterizó.

Y sobre el modo de actuación del Che y la  significación y vigencia de su ejemplo, nada más fiel que las palabras del eterno Comandante en jefe, Fidel Castro, quien destacó en el discurso que pronunció el 18 de octubre de 1967: “…el Che le ha dejado al mundo un patrimonio, un gran patrimonio, y de ese patrimonio nosotros —que lo conocimos tan de cerca— podemos ser en grado considerable herederos suyos. 

“Nos dejó su pensamiento revolucionario, nos dejó sus virtudes revolucionarias, nos dejó su carácter, su voluntad, su tenacidad, su espíritu de trabajo.  En una palabra, ¡nos dejó su ejemplo!  ¡Y el ejemplo del Che debe ser un modelo para nuestro pueblo”.

 

 

 

 

 

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios