Web Analytics /*Google Analytics Alternative */ Una profesión de dignidad: soldado de las ideas */
marketing digitalapps para android

Una profesión de dignidad: soldado de las ideas

Escrito por Isaac García el . Publicado en Isaac García

Una profesión de dignidad: soldado de las ideasA propósito del Día de la prensa cubana

Guantánamo.- Este 14 de marzo los periodistas cubanos celebramos el Día de la Prensa, rememorando el aniversario 125 de la primera publicación por el Héroe Nacional José Martí del Periódico Patria, devenido Órgano Oficial del Partido Revolucionario Cubano.

Aquí los periodistas somos ante todo, soldados de las ideas, pues en nuestra profesión nada debe hacerse  improvisado, sin intencionalidad, porque  quienes controlan  las tecnologías y transnacionales de la información,  sí aprovechan muy bien cada espacio.

Hay que hacer llegar a las masas el mensaje que necesita con un impacto transformador.

El pueblo, del cual formamos parte, desea ver su quehacer  en lo que publique la televisión, la radio o el periódico. La cercanía a la los problemas acuciantes de la sociedad  es lo que nos da credibilidad.

Los enemigos de este proceso se aprovechan del vacío que dejamos y si no actuamos como debemos,  cada quien puede y tiene derecho a formarse su propia opinión.

Somos revolucionarios por esencia y estamos  conscientes de las dificultades que existen en el país y la provincia, y  reconocemos también hasta dónde pudimos y aún no hemos llegado.

Nuestras dificultades serán resueltas dentro del sistema que escogimos, pero  a su vez,  son esas dificultades las armas del enemigo para desacreditar nuestra verdad, por lo que   corresponde a los periodistas mostrarla tal y cual es.

La realidad, aunque sea dura, hay que exponerla con  valentía y con ánimo de contribuir a transformar cualquier defecto. De las cosas buenas, debemos difundir lo mejor sin triunfalismos, pero lo mal hecho tenemos que criticarlo sólidamente.

Cada espacio o línea tiene que ser de enseñanza, aprendizaje, evaluación de lo que tenemos y lo que nos hace falta para ser mejores.

Cuando el Comandante en Jefe Fidel Castro no pudo seguir más al frente de sus responsabilidades políticas, solicitó ser soldado de las ideas.

Correspondamos con el talento y la inteligencia que se requiere a hacer más impactante nuestra obra y acompañemos al mejor discípulo de Martí, periodista mayor, desde nuestros puestos de combate porque como Fidel y el Apóstol, que aún viven,   elegimos esta profesión: la de soldados de las ideas.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios