Web Analytics /*Google Analytics Alternative */ El amor toca a tu puerta */
marketing digitalapps para android

El amor toca a tu puerta

el . Publicado en Isaac García

Día del Instructor de ArteDía del Instructor de Arte en Cuba

Guantánamo: ¿Quién duda que en la presente edición 38  de la Jornada de la Cultura guantanamera, como en otras, el peso mayor lo lleven los Instructores de Arte?

Si bien no es casual que esta fiesta comience el 18 de febrero, aniversario 139 del natalicio del  insigne poeta, pintor, ensayista, intelectual guantanamero,  Regino E. Boti, devenido en una de las figuras más ilustres de las letras en Cuba, ni que  finalice  el 24 de febrero, fecha  se conmemora el 122 aniversario  del alzamiento mambí en La Confianza, tampoco lo es que en ella prime la labor de los Instructores.

La jornada se realiza para reafirmar la autenticidad y trascendencia de los elementos que conforman la cultura cubana, enjambre de otras culturas que también han enriquecido las raíces y la identidad de los guantanameros.

Reitero, sin lugar a dudas, que en ello desempeñan un rol primordial los Instructores de Arte, ejército de profesionales que cada año dedican a Olga Alonso en la fecha de su nacimiento, su día.

Olga fue una joven habanera que, con apenas 19 años, perdió la vida en un accidente en la entonces provincia de Las Villas, mientras realizaba su labor en apartados parajes.

Sólo así quedó inconclusa su misión de llevar el arte a esos sitios. Ella legó un ejemplo que inspira a miles de jóvenes, dedicados a la hermosa labor de incentivar la sensibilidad artística de niños y adolescentes, en escuelas, Casas de Cultura y comunidades, allí donde germina la formación de futuros hombres y mujeres con valores acordes a la sociedad que construimos.

Una enorme responsabilidad recae en los instructores de arte, en su tarea de vocación y entrega cotidiana.

Hace unos 12 años se erigen como la Brigada José Martí, la cual mediante jornadas comunitarias en los consejos populares festejan cada año la fecha, y ponen a disposición del público los proyectos de esa fuerza juvenil.

He sido testigo de decenas de esos proyectos, pero el impacto del que da título a este comentario, me conmina a reflexionar.

Si bien son los Instructores, también surgidos por el ingenio del Comandante en Jefe Fidel, quienes deben propiciar el conocimiento de lo mejor de la cultura universal, nacional y local,  y generar la sensibilidad que nos caracteriza como nación en escuelas y comunidades, es bueno que demos un repaso a lo que acontece.

A mi juicio muchas veces sus proyectos no son tan bien atendidos como merecieran, y si de sensibilidad se trata, no siempre quienes deben hacerlo, los ubican en los lugares en los que les corresponde.

Como “El amor a toca a tu puerta”, de Yateras, “Andando por cuenta propia”, de Manuel Támes, “El patio de Adela”, de Guantánamo, otros tantísimos que se generan en la ciudad de Baracoa, y el resto de los municipios, son proyectos transformadores del pensamiento para bien y contribuyen a que, en medio de los fuertes aires transculturizadores, la cubana, la guantanamera, sea la cultura que más aceptemos.

Por suerte la Semana de la cultura en la capital provincial, (cada municipio la desarrolla en diferentes fechas), es un abanico de actividades: desde presentaciones de diversas manifestaciones artísticas,  hasta eventos teóricos que propician además la investigación en esa esfera, encaminadas todas al fortalecimiento de la cultura raigal.

Imbricados los artistas profesionales y aficionados, en un intercambio, el cual a decir de una colega, se enriquece con encuentros de agrupaciones, conciertos, ferias de artesanía popular, talleres literarios infantiles, festivales deportivo-recreativos en comunidades y espacios fijos como el Bajo la Ceiba del Ballet Folklórico Babul, dan lo mejor de sí al pueblo.

Al celebrar su día este 18 de febrero, en cada espacio de esta jornada, por ahí, como por los montes intrincados de esta geografía y de Cuba toda, estarán los Instructores de Arte quienes junto al pueblo, como dice mi colega, a ritmo de changüí, mariachis, Son y otras manifestaciones artísticas, sabrán nuevamente crecerse para aportar la savia que heredaron de sus predecesores. 

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios