Web Analytics /*Google Analytics Alternative */ Vigencia (+ Video) */
marketing digitalapps para android

Vigencia (+ Video)

Escrito por Elayne Valera Cobas el . Publicado en Elayne Valera

Cuba: Siempre es 26Guantánamo.- En Cuba la frase Siempre es 26, es más que una consigna, es enunciado que convoca a honrar a los protagonistas de una gesta que marcó un punto de giro en la historia de la isla; el asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, el 26 de julio de 1953.

Entonces el tirano Fulgencio Batista tenía al pueblo sumido en todo tipo de vejámenes, motivación más que suficiente para que Fidel Castro junto a un grupo de valerosos jóvenes, protagonizaran la acción que si bien fue un fracaso en lo militar, al no alcanzarse el objetivo de controlar la fortaleza ubicada en Santiago de Cuba, marcó el camino hacia la victoria del 1 de enero de 1959.

Durante el trascendental juicio contra Fidel por aquel suceso, el revolucionario asumió su propia defensa, alegato que trascendió con el nombre “La historia me absolverá” y donde denunció los problemas que debían resolverse en una nación de oprobios y desmanes: el de la tierra, el de la industrialización, el de la vivienda, el del desempleo, el de la educación, y el de la salud. 

Las industrias eran escasas, sobre todo la azucarera y la cafetalera -en manos de despiadados terratenientes- la mayoría de la población vivía en condiciones pobrísimas, cientos de desempleados recorrían kilómetros en busca de trabajo…

La educación apenas exhibía unas pocas escuelas públicas, casi ninguna en las montañas; escasísimos eran los hospitales. De ahí los altos índices de analfabetismo y de enfermedades prevenibles en el pueblo. 

Seis años más tarde, triunfó la Revolución y con ella llegaron leyes que cambiaron definitivamente el panorama anterior; la de la Reforma Agraria, de la Vivienda, la gratuidad de los servicios de educación y salud, surgieron organizaciones que como la Federación de Mujeres Cubanas y la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños, por solo mencionar algunas, ocuparon espacios protagónicos a favor de los sectores más desfavorecidos. 

A pesar de las dificultades y obstáculos que aún afrontamos en el país y en medio del recrudecimiento de la política hostil de los Estados Unidos, el programa de lucha de Fidel y sus compañeros héroes y mártires,  que los compulsó al Moncada y a la Sierra Maestra hasta la liberación definitiva del pueblo, ha sido cumplido.

Los sueños de justicia social que alentaron a los participantes en la epopeya del 26 de Julio de 1953,  año del Centenario del Natalicio del Héroe Nacional cubano José Martí, son una realidad insoslayable. 

Para mantener encendida la llama de la Revolución que iniciara Carlos Manuel de Céspedes en 1868, continuara Fidel y sus compañeros y defender esas conquistas,  es que los cubanos acuñan la cita: Siempre es 26, la cual los hechos demuestran que es más que una consigna. 

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios