Web Analytics /*Google Analytics Alternative */ El primer día del camino */
marketing digitalapps para android

El primer día del camino

Escrito por Elayne Valera Cobas el . Publicado en Elayne Valera

Mambises cubanosGuantánamo.- Primero se escuchó el tañer de las campanas, luego las encendidas palabras convocando a luchar por la libertad y de inmediato se rompieron las cadenas para iniciar la Revolución, la única, verdadera y redentora, por la que tantos ofrendaron sus vidas a lo largo de la historia de Cuba.

Ciento cincuenta años han transcurrido desde aquel 10 de octubre, cuando Carlos Manuel de Céspedes liberó a sus esclavos y los invitó a unirse a la lucha contra el colonialismo español, era el inicio de nuestras guerras independentistas que concluyó el Primero de Enero de 1959.

Entonces él, y tantos otros, abandonaron el confort de sus haciendas para andar a veces a caballo, otras a pie, dormir a la intemperie o apenas protegidos por las yaguas de los improvisados bohíos, ya fuera en hamacas o en la fría hierba…

El bravo Ejército Mambí estaba integrado por negros, blancos, campesinos… asolados por no pocas enfermedades, inclemencias del tiempo y el hambre, pero igual la emprendían a machetazo limpio contra las bien equipadas huestes coloniales.

En la contienda, también conocida como la Guerra de los Diez Años, no se ganó la libertad plena, pero sí se luchó contra la esclavitud y el dominio español con la guía del Manifiesto del 10 de Octubre, programa político proclamado por el Padre de la Patria.

Ese día, la historia de Cuba dio un giro que avanzó hacia la lucha definitiva contra la sumisión. Fue la primera vez que los cubanos, armados de sentimiento patrio, se lanzaron a luchar por su tierra, la misma razón que hoy nos convoca defender nuestro derecho de seguir construyendo una sociedad más justa y las conquistas ganadas a lo largo de todos estos años y por la que tantos hombres irrigaron el suelo de esta nación.

No por casualidad, el Comandante en Jefe Fidel Castro, expresó: “Solo ha habido una Revolución, la que comenzó Céspedes.”

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios