El changüisero Pipi se queda en Yateras

Compartir...

Guantánamo.- El género musical changüí, autóctono de la provincia de Guantánamo, acaba de perder a los 75 años, a uno de sus grandes exponentes: el compositor y maraquero, Eduardo Goulet Lestapier, Pipi, fundador del Grupo de Changüí Estrellas Campesinas.

Pipi,  como le llamaban amigos y músicos inició su andar por el universo changuisero cuando apenas tenía 10 años al lado de su padre, en el conjunto Coco Liso de Felicidad de Yateras… Fue en ese ambiente de rumbas y cumbanchas, que nació la pasión de este hombre por una tradición cultural de más de un siglo de historia y que ha permanecido viva pese al paso de los años…

Si bien era un guajiro de pura cepa, apegado a la tierra y con escasos estudios, defendió como nadie el legado musical de sus antepasados y su propio rancho se convirtió en una auténtica casa para todo aquel que deseara tocar y bailar el changui…

Hasta las más intrincadas comunidades, secaderos de café, escuelas y donde fuese preciso, Pipi llevó el changui en su forma más original y simple…

Por su incansable labor musical en las montañas del oriente cubano, mereció la distinción por la cultura nacional y otros importantes reconocimientos provinciales…


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − siete =