Despedido el sacerdote Miguel D’Escoto con aplausos en Nicaragua

Compartir...

Despedido el sacerdote Miguel D’Escoto con aplausos en NicaraguaEl sacerdote y excanciller de Nicaragua Miguel D’Escoto fue despedido ayer con el sentido aplauso de su pueblo, que lo acompañó hasta su última morada con el compromiso de mantener vivo su legado de servicio, paz y justicia social.

Al paso del féretro en la Cancillería, sobre los hombros de la guardia de honor, familiares, amigos, el presidente Daniel Ortega, la vicemandataria Rosario Murillo, funcionarios, diplomáticos, jóvenes y pueblo en general homenajearon al canciller de la dignidad con palmadas de respeto y admiración.

Un tributo a una vida dedicada a servir al prójimo, a todas las causas justas que defendió desde su sacerdocio comprometido, revolucionario sandinista, presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas o ministro de Relaciones Exteriores.

«¡Misión cumplida Miguel, y misión en cumplimiento! porque aquí estamos, para seguir cumpliendo esa misión de servicio, y hacerlo con alegría, como lo hacía Miguel, con entusiasmo. Esa es la palabra clave», resumió Rosario Murillo un legado que los nicaragüenses sienten suyo.

Y es que más allá de la lamentable pérdida, Nicaragua se sabe hoy más fuerte porque hombres como D’Escoto, del cual su pueblo se siente orgulloso, cimentaron y construyeron la paz que reina en el país.

«Fue un hombre que sirvió con una conciencia de que lo que estaba haciendo lo hacía bien, y lo hacía por ser un cristiano, por ser un nicaragüense, y por ayudar a su pueblo», dijo en un mensaje el cardenal Leopoldo Brenes.

Muchos son los mensajes de acompañamiento, apoyo y respaldo a los nicaragüenses provenientes de todas partes del mundo en estas horas de un «hasta siempre padre Miguel», como dijera el presidente Daniel Ortega al despedir al entrañable amigo de los pueblos.


Compartir...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 − 4 =